El encuentro del peronismo en San Luis propuso una fórmula distinta para la unidad

El Encuentro de la Militancia Nacional buscó darle participación a la militancia de base que en su cotidianeidad forma parte de organizaciones sindicales, sociales o políticas. Más de 3500 personas se acreditaron para debatir en 14 comisiones temáticas.
18 de Marzo de 2018

En contraste con lo que sucedió en otras iniciativas por la unidad del peronismo, el Encuentro de la Militancia Nacional buscó darle participación a la militancia de base, a la gente común que simpatiza con el peronismo y que en su cotidianeidad forma parte de organizaciones sindicales, sociales o políticas. Las más de 3500 personas que se acreditaron para asistir debatieron durante dos días –el viernes por la tarde y el sábado por la mañana- en 14 comisiones temáticas. Títulos prometedores y con ‘gancho’, cada comisión pretendía encontrar respuestas colectivas a problemáticas que afectan tanto al país como al espacio nacional-popular en su deseo de regresar al poder. 

El temario era bien diverso: “El nuevo escenario mundial”, “El rol del movimiento obrero”, “Economía, producción y trabajo”, “Federalismo y gobiernos locales”, “Construcción de nuevas mayorías”, “Igualdad de género y justicia social”, “Seguridad, justicia y derechos humanos”, “Movimientos sociales y política”, “Juventud y militancia”, “Medios y Estado de Derecho”, “Educación”, “Salud”, “Ocupación territorial” y “Partidos políticos”.

Pero lo más jugoso de la actividad fue el contrapunto entre los expositores, varios de ellos dirigentes renombrados a nivel nacional, y el resto del auditorio. Los organizadores se habían propuesto como objetivo que las discusiones se concentraran en cómo contribuir desde cada temática para fortalecer la reunificación del peronismo. 

Lo que se constató en cada comisión fue que el debate sobre el período 2013/2015/2017, con la traumática derrota en el balotaje presidencial como epicentro, aún desvela a la militancia de todo el país. En cualquier caso, la proximidad del calendario electoral y las urgencias que provocan las políticas -desindustrializadoras- del macrismo, terminaron ordenando el trabajo.

Una de las comisiones que más interés despertó fue la de Economía. Por el nivel de los panelistas, o por las enormes dificultades que muestra Cambiemos en la materia. Coordinada por la bonaerense Silvina Batakis (ex ministra de Economía bonaerense), la charla sobre actualidad económica reunió en un mismo panel a Axel Kicillof, Amado Boudou, Carlos Tomada, Arnaldo Bocco, Delfina Rossi (hija del jefe del bloque del FpV-PJ en Diputados) y la ministra de Hacienda de la provincia de San Luis, Natalia Zabala Chacur. 

Kicillof arrancó con un desolador diagnóstico de la actualidad económica. Rossi le sumó al análisis la cuestión internacional. Tomada profundizó sobre los objetivos del modelo macrista en las relaciones laborales. La ministra puntana contó las particularidades del funcionamiento de la economía de San Luis y de su sector público.

La fragilidad de la economía en la gestión de Macri fue expuesta por Bocco, quien puso el foco sobre los déficits comercial y fiscal “y el respirador artificial, que es la deuda”. Por último, Boudou presentó algunos pilares de una audaz propuesta de gobierno para el caso de que un frente nac-pop llegue al gobierno en 2019: una de sus recomendaciones fue fortalecer al ANSES, impulsar un rápido shock redistributivo, regular el sistema cambiario y estatizar los servicios públicos. 

Desde el público aparecieron las propuestas de implementar políticas específicas para el sector de la economía social y ejercer un mayor control público sobre el comercio exterior con un nuevo IAPI.

En materia de género, una agenda que adquirió mucha intensidad en los últimos años con el protagonismo del movimiento de mujeres, los participantes acordaron en buscar la paridad no sólo en las cámaras legislativas sino también en los partidos políticos y los sindicatos. Allí también se debatió la despenalización del aborto, sobre lo que todos los expositores -la mayoría, mujeres- estuvieron de acuerdo. Se habló también sobre cuál puede ser el aporte específico de la mujer en la búsqueda de la unidad y en la construcción de un polo electoral competitivo.

Otra comisión que concitó interés –quienes presenciaron sus debates la calificaron como “de lujo”- fue la que se analizó el “Nuevo escenario mundial”. El panel estaba integrado por los legisladores del Mercosur Jorge Taiana y Oscar Laborde, el ex funcionario de Cancillería y vicepresidente del Frente Grande Eduardo Sigal, el sociólogo y titular de Llamamiento Argentino Judío Jorge Elbaum, y el diputado mendocino Guillermo Carmona. 

En una reflexión colectiva que tuvo bastante ida y vuelta con el auditorio, los expositores acordaron en que el proteccionismo impulsado por Donald Trump en EEUU refleja un mundo caracterizado por las guerras comerciales, y que el macrismo se muestra desactualizado y algo perdido ante ese giro mundial. También se habló del llamado ‘law-fare’ (la guerra jurídica en tándem con los medios) que se ha convertido “en una herramienta de desestabilización” que Washington aplica sobre sus zonas de influencia. 

La política represiva del gobierno de Macri también formó parte del análisis: se mencionó la relación estratégica que Cambiemos mantiene con Israel, país que provee el know-how en materia de “control interno”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS