El FMI defiende la cuarentena como recurso para proteger la economía

En un análisis a nivel mundial, explica que restricciones como las que adoptó la Argentina salvaron "cientos de miles de vidas" y eso "ha sentado las bases para el crecimiento a largo plazo".

(Foto: Telam)
Por Marcelo Colombres - @econocolombres
3 de Junio de 2020

El Fondo Monetario Internacional defendió fuertemente las restricciones a la movilidad y la actividad como forma de proteger la economía en el mediano y largo plazo. “El curso de la crisis sanitaria mundial y el destino de la economía mundial están inseparablemente entrelazados. Es necesario luchar contra la pandemia para que la economía se recupere”, afirma el documento de manera categórica.

El análisis se desarrolla en el ensayo titulado “Cómo el Gran Confinamiento contribuyó a salvar vidas”, publicado este martes en su blog sobre temas referentes a América Latina. Allí se expone, a través de varios ejemplos, que las medidas de contención adoptadas, entre las que se destaca la cuarentena, se mostraron eficaces para aplanar la curva de contagios. Para ello toma casos de naciones que enfrentaron el desafío con energía, como Vietnam y Nueva Zelanda. Este último país oceánico hace tres semanas reabrió negocios, cafeterías, parques y gimnasios y lleva once días sin reportes de contagios, después de haber sufrido 22 fallecimientos.

“Los resultados parecen indicar que, en un país como Nueva Zelandia, el número de muertes confirmadas por COVID-19 habría sido por lo menos diez veces mayor si no se hubieran impuesto estrictas medidas de contención”, dice el texto. De allí se desprende la consecuencia: “El Gran Confinamiento, a pesar de sus enormes costos económicos a corto plazo, ha salvado cientos de miles de vidas. Esto, a su vez, ha sentado las bases para el crecimiento a largo plazo”.

No es la primera vez que el FMI se despacha sobre el tema. Hace unas tres semanas, otro documento similar había alertado sobre las mismas cuestiones, aunque no había sido tan terminante en sus conclusiones. “Las autoridades (de cada país) tendrán que sopesar las ventajas de reanudar la actividad económica con el costo potencial de un repunte de las tasas de contagio”, había expresado en aquel momento. Ahora, con 376 mil fallecidos por COVID-19 en todo el mundo, la postura del organismo es más definida, aun cuando las restricciones bajo análisis sean perjudiciales para fomentar el comercio internacional y la circulación de bienes y flujos financieros, objetivos bajo los cuales se creó el Fondo.

El posicionamiento de la entidad se produce al mismo tiempo que en el país (donde la pandemia ya provocó 569 víctimas fatales) crece el reclamo de sectores opositores al gobierno y representantes de grupos económicos concentrados que reclaman la flexibilización de la cuarentena. Pocos días atrás, un grupo de intelectuales, científicos y profesionales emitió una carta abierta denunciando que  “la democracia está en peligro” como consecuencia de la prórroga de la cuarentena dispuesta por el Poder Ejecutivo. En su declaración incluyeron el término “infectadura” y hacen hincapié en “la pérdida de empleos, el cierre de comercios minoristas, empresas y el aumento de la pobreza” que trajeron las medidas dictadas para minimizar los contagios en la población.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS