Fernández con el FMI: "reformular" acuerdos, pero sin exigencias a los sectores más débiles

El precandidato presidencial del Frente de Todos se reunió con una delegación del organismo de crédito internacional. Cuestionó la gestión de Mauricio Macri y la "complacencia" del organismo con la marcha de la economía. 

26 de Junio de 2019

El precandidato presidencial por el Frente de Todos, Alberto Fernández, se reunió este jueves con la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el marco de la ronda de contactos del organismo con diferentes precandidatos a la sucesión de Mauricio Macri.

Ante el director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo, Fernández transmitió su disposición a “reformular los acuerdos vigentes para superar la crisis económica”, pero condicionó ese proceso a que se eviten “nuevos y mayores esfuerzos a los sectores más débiles de la sociedad”.   

“Le he transmitido al señor Werner nuestra enorme preocupación por la situación creada por las políticas y la ineficiencia del gobierno de Mauricio Macri y le he puesto de relieve lo mucho que me llama la atención la complacencia del FMI”, informó Fernández tras el encuentro con el enviado del organismo de crédito internacional.

El precandidato presidencial del opositor Frente de Todos participó del encuentro acompañado por los economistas Matías Fulkas y Cecilia Todesca.

El FMI también tiene en agenda una reunión con el exministro de Economía y precandidato por Consenso Federal, Roberto Lavagna. En paralelo, el presidente ministro se reunirá con la titular del organismo, Christine Lagarde, en el marco de la Cumbre del G20 que se celebra en Japón.

Durante la reunión realizada esta mañana, Fernández también mencionó al equipo encabezado por Werner que le preocupa que “se esté violando el Acta Constitutiva del FMI” y apuntó que  durante la gestión de Cambiemos “no se cumplió con el propósito de reducir la deuda y la inflación, recuperar el crecimiento, generar empleo y combatir la pobreza”.

También informó que la intención de su gobierno sería “estabilizar la economía para poder crecer como condición necesaria para pagar nuestras deudas”. En ese punto, acusó a la administración macrista de usar los créditos del FMI “para financiar 30 mil millones de dólares de fuga de capitales especulativos”.

Todo indica que más allá de quién gane las elecciones el vínculo con la institución mundial está fuera de discusión. Las observaciones que se proponen pasan por el contenido y la manera en que se ejercerá la relación después del 10 de diciembre, según coinciden analistas económicos y politólogos.

Los candidatos de la oposición manifestaron públicamente su deseo de renegociar a diferencia del oficialismo que no habló del tema.

En la previa al encuentro de este jueves, Lavagna planteó una posición similar a la de Fernández: “El FMI tiene que aceptar que le debe dar un respiro al país. La mejor forma de retomar el crecimiento es poniéndole plata en el bolsillo a la gente y bajando impuestos a los sectores que generen empleo y producción”, adelantó el exjefe del Palacio de Hacienda.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS