El Gobierno apuesta a la fragmentación de la CGT

Comercio, UOCRA, UTA y UPCN ya charlan con funcionarios de Macri. El dinero para las obras sociales será una de las claves.
28 de Marzo de 2017

Como tantas otras veces el gremio de comercio, que conduce Armando Cavallieri, oficio de ariete para intentar marcar el rumbo de las paritarias. Así, la semana pasada, el histórico dirigente sindical selló el acuerdo para su sector de una aumento del 20% en dos tramos: 10% en abril (no remunerativo) y 10% en julio.

Más allá del aumento del salario para sus representados, lo que obtuvo Cavallieri en la negociación fueron 100 millones de pesos mensuales para la caja de la obra social del sindicato. Los fondos llegaran en forma de “aporte solidario para Osecac”. El acuerdo estipula que todos los empleados encuadrados en comercio aportaran de manera compulsiva 100 pesos para la obra social.

El Gobierno, que ya no gasta sus cartuchos en tratar de impedir el paro que se llevará a cabo el próximo 6 de abril, trabaja para seguir fragmentado el frente sindical. Para ello, en principio, contara con el apoyo de la UOCRA, UPCN y la UTA.

En la caso de la UOCRA, más allá del aumento que se cierre en paritarias, la promesa del gobierno tiene que ver con la participación de los afiliados al gremio en la construcción de 100 viviendas que estarán a cargo del Gobierno nacional.

En tanto, las negociaciones con la UTA, son un tanto más complejas porque incluyen los subsidios que reciben las empresas del transporte. En ese marco, por ahora se ha postergado la decisión del Gobierno de avanzar aun más en ese sentido.

Por su parte, UPCN, en medio de su interna histórica con ATE se muestra más conciliador con el Gobierno, como es la costumbre de sus titular Andrés Rodríguez, y aceptará un aumento similar al que selló comercio hace tan solo una semana.

En ese marco, y ante la estrategia de fragmentación utilizada por el Gobierno, la idea de resucitar al Movimiento de Trabajadores Argentinos (MTA) comienza a tomar vuelo entre algunos sindicalistas de peso. La idea ya apareció en más de una charla en la que estuvieron involucrados Pablo Moyano y Sergio Palazzo. La idea también seduce a buena parte de las CTA que continúan planificando su unificación para 2018 y pregonan la unidad de acción.

Dentro de esta lógica se tiene que analizar la foto que este último lunes en la Legislatura porteña protagonizaron Palazzo, Moyano y Pablo Micheli.

El encuentro que se llevó a cabo bajo el nombre de “El Movimiento Obrero Frente al Ajuste” y fue organizado por el diputado de Bien Común, Gustavo Vera. Allí los sindicalistas coincidieron en señalar que las medidas se toman contra las medidas económicas y no para desestabilizar un Gobierno.

Los dirigentes aclararon: “Nosotros no le vamos a hacer el juego al gobierno, no es cierto que queremos desestabilizarlo, eso es algo que ellos -a través de medios hegemónicos- quieren meterle al pueblo en la cabeza”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS