El gobierno de la Ciudad inaugurará tres estaciones de la Línea E que están listas hace ya cuatro años

La obra fue anunciada en 2007 y debía concluir un año y medio después. La ingeniería civil terminó en 2015 y, desde entonces, no se había avanzado en las instalaciones eléctricas, tendido de vías y equipamiento de las estaciones.

10 de Abril de 2019

Según informaron desde el gobierno porteño será a fines de mayo de este año cuando, finalmente, la Línea E del subterráneo llegue hasta la estación de trenes de Retiro estirando su recorrido en dos kilómetros y sumando tres estaciones a las 15 ya existentes. Se trata de las paradas Correo Central, Catalinas y Retiro.

De este modo la línea que recorre la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires sumará una conexión adicional con la línea C en la estación Retiro (ya se cruzan en la estación Independencia) y una combinación directa con la Línea B a la altura del ex Correo Central.

Según estimaciones oficiales las nuevas estaciones sumarán unos 63 mil pasajeros diarios a los 90 mil que la utilizan en la actualidad y garantizará una frecuencia de 4 minutos y medio en hora pico. La obra, según afirmó al diario Perfil Franco Moccia, ministro de Desarrollo Urbano y Transporte porteño, demandó una inversión de $2.924 millones que incluirá la incorporación de nuevos trenes (los actuales tienen 50 años de antigüedad), la inauguración de un nuevo taller de mantenimiento y la renovación del equipamiento de potencia y tracción esencial para incrementar la frecuencia y garantizar el transporte de ese 70% más de pasajeros diarios.

El anuncio, sin embargo, omite que, en rigor, las obras gruesas para las mentadas estaciones ya están concluidas desde hace cuatro largos años. Se trata de la ingeniería que resolvió la excavación de los túneles y las obras que implican la construcción de las estaciones. Ese tiempo es el que se utilizó para concluir las tareas menores relativas al tendido eléctrico, la colocación de vías y el equipamiento de las estaciones.

Efectivamente Roberto Pianelli, secretario general de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (AGTSyP) confirmó a Tiempo que “la obra de túnel y las estaciones está terminada desde 2015. La entregó el gobierno de Cristina. Había que hacer lo que se llama la obra civil: las vías y las catenarias”.

De este modo, una obra que debió demorar un año y medio según lo dispuesto en 2007 cuando se anunció el comienzo del proyecto, terminará insumiendo 12 años a razón de 166 metros de extensión anual.

Pianelli, además, recordó que “en el primer contrato, en el que hizo Menem, la obra la tenía que hacer la empresa. Con la emergencia ferroviaria la terminó haciendo el gobierno Nacional”.

Uno de los períodos de mayor impasse fue luego de 2012 cuando se produjo el traspaso del control del subterráneo de la Nación a la Ciudad que se tradujo en la parálisis de las obras hasta 2015 cuando se retomaron con fecha de inauguración pautada para fines de 2017. Ese plazo luego se re agendó para mediados de 2018. Esa meta tampoco se cumplió y ahora se pautó para los últimos días del mes próximo.

Según el diario Perfil ya están en marcha los procesos de selección de personal de limpieza y de capacitación del personal de guarda y conductores.

Por último, el dirigente de los metrodelegados encendió una luz de alerta: “estuvieron cuatro años para poner las vías. Pero todavía no instalaron la usina que permite cumplir con la frecuencia necesaria". Irónico, señaló que, "de todas formas no representa un problema porque tampoco tienen los trenes para hacerlo”. Sobre este tema detalló que “la Linea E tiene un frecuencia que nadie sabe cuál es porque no hay trenes. Son formaciones de 40 años las General Motors y de 60 años las Fiat. Hay días que solo andan cinco trenes en una línea en la que deberían funcionar 13. Ahora van a necesitar 18 y dicen que van a traer las formaciones Fiat en desuso de la Linea A y D.”, sentenció.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N