El gobierno postergó hasta el 22 de mayo el plazo para que los bonistas acepten la oferta argentina

Tras el vencimiento de este lunes, el ministro de Economía intentará lograr mayor adhesión en el canje de deuda para evitar el default.

(Foto: AFP)
11 de mayo de 2020

El Ministerio de Economía prorrogó hasta el 22 de mayo próximo la fecha límite para aceptar la oferta de reestructuración de la deuda pública presentada el 21 de abril último, e ingresar al canje de títulos bajo ley extranjera.

Lo hizo a través de la Resolución 221/2020 publicada este lunes en el Boletín Oficial luego de que se venciera el plazo para aceptar la oferta inicial el pasado viernes.

La norma, además, postergó la fecha de anuncio de los resultados del canje para el 25 de mayo; y la fecha de liquidación para dos días más tarde.

En los considerandos de la resolución, Economía explicó que “del análisis del estado de la situación actual del canje resulta conveniente extender la fecha (original que era el 8 de mayo último) a los efectos de incrementar la participación y continuar con la agenda de comunicación activa con los tenedores de los títulos elegibles”.

También, precisó que “esta extensión se considera necesaria, en el marco de las negociaciones de buena fe que ha llevado adelante la Argentina con sus acreedores, para restablecer la sostenibilidad de la deuda pública bajo legislación extranjera”.

El sábado, tras el vencimiento del plazo, el presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán, mantuvieron un encuentro en el que se resolvió profundizar las conversaciones con los fondos de inversión más renuentes y explorar alternativas para convencerlos de que se sumen a la operación.

Ante la evidencia de que la aceptación entre los acreedores fue muy baja, el gobierno se apuró a dejar en claro que tratará de evitar una cesación de pagos. “Nadie quiere caer en default. Puede haber contraofertas en los próximos días. La negociación sigue”, avisó el mandatario en declaraciones radiales.

El gobierno busca conseguir una mayor adhesión a su oferta de una reducción de intereses de 62%, una quita de capital de 5 y un período de gracia de tres años. Necesita superar el umbral mínimo de aceptación que establecen las cláusulas de emisión de los títulos para extenderlo a todos los tenedores de manera obligatoria,  sino sólo podrá hacerlo a quienes hayan declarado su conformidad y el resto tendrá derecho a exigir el pago en las condiciones originales o, si ello no sucede, recurrir a los tribunales de Nueva York, Londres o Tokio, que son los designados para eventuales diferendos judiciales.

La Provincia, también

La provincia de Buenos Aires desarrolla su propia negociación de deuda. En la tarde de este lunes vence el plazo final para que la administración de Axel Kicillof logre un acuerdo con los acreedores de su deuda nominada en moneda extranjera. Buenos Aires formuló una propuesta de canje de deuda por 7148 millones de dólares en los mismos términos que el gobierno nacional.

Este cierre coincide con la finalización del plazo que tiene la provincia para cancelar una cuota de capital por 110 millones de dólares que venció el 1 de mayo. Si no hay acuerdo -algo que parece muy poco probable- y La Plata no cancela ese compromiso, se provocará un evento de default. En medios financieros se señala que ello podría provocar ruidos en la negociación nacional.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual