"El gobierno respalda el accionar ilegal y se niega a abrir una mesa de diálogo"

Entrevista al diputado Leonardo Grosso, quien sostiene que Patricia Bullrich debe renunciar para que el Ministerio de Seguridad "se apegue al derecho".
29 de Noviembre de 2017

Desde Bariloche, el diputado nacional del bloque Peronismo para la Victoria (Movimiento Evita) Leonardo Grosso, dialogó con Tiempo antes de una conferencia de prensa donde organizaciones sociales, gremiales y de derechos humanos pidieron la conformación de una mesa de diálogo con el gobierno nacional, luego de la muerte del joven mapuche Rafael Nahuel a raíz del desalojo violento, con disparos de balas de plomo, que llevó adelante Prefectura.

-¿Cuál es su análisis respecto a los dichos de la ministra Patricia Bullrich esta mañana, que sostuvo que desde la cartera que conduce supuestamente llevaron “una acción legal, legítima, totalmente enmarcada en la ley” en los hechos donde Prefectura disparó balas de plomo y mató a Rafael Nahuel?

-Es una vergüenza que la ministra de Seguridad y el ministro de Justicia (Hernán Garavano) se sienten así a mentirle descaradamente a la gente. Me parece que falta a la verdad, que es una irresponsabilidad institucional enorme plantarles la verdad a los prefectos cuando el resultado del operativo donde intervino una fuerza que ella conduce es un joven mapuche muerto por un tiro en la espalda, es por lo menos de un nivel enorme de irresponsabilidad y cinismo. Ese es un punto. Segundo punto, acá en Bariloche hay una comunidad entera, las organizaciones de derechos humanos, el juez, el obispo, las comunidades de los pueblos mapuches de acá, que están empujando si se quiere una mesa de diálogo con el gobierno nacional para destrabar el tema de fondo. Y el que viene a negarse a tener una mesa de diálogo es el gobierno. Los que se negaron públicamente, y lo hicieron a través del diario La Nación, a través de trascendidos mediáticos, fueron del gobierno nacional que se niega a sentarse con las comunidades para empezar a resolver el tema de fondo. O sea, por un lado respalda el accionar ilegal o por lo menos dudoso de las fuerzas federales a la hora de llevar adelante un desalojo. Y por el otro lado se niega a abrir una mesa de diálogo con las comunidades que nada tienen que ver con la RAM (NR: Resistencia Ancestral Mapuche). Y esto lo digo porque desde las comunidades mapuches se la pasan aclarando eso. El RAM, vinculado a los servicios de inteligencia, agrandado por los grandes medios de comunicación, es la excusa que utiliza el gobierno para no sentarse a hablar con las comunidades mapuches el tema de fondo, que tiene que ver con la resolución del conflicto de las tierras. Acá están peleando por un lugar, por tierra sagrada.

-¿Considera que Patricia Bullrich debería renunciar al cargo que tiene?

-Patricia Bullrich tiene dos muertos en dos meses en sus espaldas. Me parece que ya tendría que dar un paso al costado y poder encarar una gestión del ministerio de Seguridad que se apegue a derecho y que tenga que ver con los valores democráticos que tiene la Argentina a esta altura de nuestra historia.

-Desde el ámbito legislativo, ¿qué acciones se van a impulsar?

-Por lo pronto estamos haciendo un pedido de interpelación para que la ministra venga a dar explicaciones a la Cámara y después estamos evaluando la posibilidad de presentar un pedido de juicio político.

-¿Cómo está la situación en Bariloche?

-Estamos con la diputada Horne, el secretario general de la CTEP Esteban Castro, Juan Grabois, hay una cantidad de dirigentes sociales. En este momento hubo un cese de la actividad porque es el momento del entierro de Rafael Nahuel, y hay que tener respeto por la familia. La cosa está mal. Hubo un vocación de todas las partes de construir una mesa de diálogo donde se pueda empezar a destrabar el conflicto, y la negativa del gobierno nacional, de Bullrich, de Marcos Peña y de Macri tiró por la borda el único rayo de luz que había para empezar a destrabar el conflicto.

-Además Rafael Nahuel era un joven vinculado a la CTEP.

-Un joven vinculado a los talleres de la CTEP, a través del Colectivo Al Margen, que es un colectivo que trabaja en los barrios más humildes del Gran Bariloche y que, entre otras cosas, hacía un taller de carpintería donde Rafael participaba.

-¿Cuáles son los ejes que ustedes proponen?

-Los ejes tienen que ver con la CTEP, con la CTA, gremios de la CGT, con las organizaciones sociales, con los organismos de derechos humanos. Es una conferencia muy grande, con las comunidades originarias. El eje es el pedido de diálogo. Los conflictos sociales no se arreglan a los tiros. Acá hubo una cacería de mapuches orquestada por la Prefectura y el Grupo Albatros. La situación es compleja por donde la miremos. Nosotros vamos a pedir mesa de diálogo y paz para destrabar el conflicto. Más allá de que no voy a hablar del accionar del juez (Gustavo Villanueva), el magistrado pidió una mesa de diálogo, ayer fue al lugar, habló con las comunidades, con el obispo, con la APDH, pidieron esa instancia de la mesa de diálogo entre el gobierno y las partes. Y hoy el gobierno se niega a eso. No sólo se niega a eso sino que amenaza con que no va a mandar a las fuerzas generales si las obligan a no ir con balas de plomo. ¿Se entiende que podría ser un criterio que el juez podría disponer para que no haya más fatalidades?

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS