El jefe de Gabinete insistió con los brotes verdes

En el informe brindado al Congreso el jefe de Gabinete volvió a señalar que la recuperación de la economía ya es una realidad y que Argentina está en un proceso de claro crecimiento.
30 de Agosto de 2017

“La economía ya arrancó” fue la frase utilizada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, para comenzar su informe ante la Cámara de Diputados en el que se enfocó centralmente en la defensa del modelos económico adoptado por Cambiemos y en señalar que Argentina “ha salido de la zona de crisis”.

Con visión diametralmente opuesta a la expresada por la centrales sindicales y los partidos de la oposición el funcionario aseguró que Argentina “está en un proceso claro de crecimiento” que “vino para quedarse” porque  “es sustentable, sólido y federal”. En ese marco Peña sostuvo el Gobierno es “plenamente conscientes de que todavía hay millones de argentinos que tienen dificultades”, pero dijo que “el esfuerzo vale la pena” y “está rindiendo sus frutos”.

Peña expresó que “hace tres meses decíamos que la economía estaba arrancando y ahora podemos decir claramente que ya arrancó”. Enfatizó entonces que “luego de varios años de estancamiento” el crecimiento fue en junio “por encima del 4% anual” y destacó: “En estas semanas estamos cruzando el pico de actividad económica anterior, que era junio de 2015”.

"Es uno de los procesos de crecimiento más sano de la última década”, agregó y resaltó que “el IVA y el impuesto al cheque están creciendo más del 10 punto por encima de la inflación”.

El ministro coordinador afirmó que “no estamos usando ninguna muleta para crecer”, sino a través de “la inversión, el ahorro y el crecimiento productivo”. “Lo que más daño nos hizo en esta década fueron las crisis permanentes”, manifestó y cuestionó las políticas económicas de la gestión kirchnerista que “subieron el piso de la pobreza”.

Informó que hay “un ritmo cada vez mayor” de suba de inversiones, que se vieron primero “en la agroindustria y la obra pública”, pero auguró que se extenderán a otros sectores.

Por otra parte, Peña resaltó que “los salarios y el empleo siguen mejorando”, que hay “200 mil nuevos puestos de trabajo” y respecto al consumo que se vio una mejora de compra “en torno al 6 por ciento”.

Respecto de la baja de la inflación, el jefe de Gabinete indicó que “en julio la anual fue de 21,4, la más baja desde 2009” y agregó que “en los últimos 12 meses bajó a la mitad”. “Todos los pronósticos indican que seguirá descendiendo en los próximos meses y años”, consideró.

En su alocución, que duró alrededor de 20 minutos, el funcionario también se refirió al “crecimiento de la industria” y reconoció el aumento de las importaciones, aunque justificó que “dos de cada tres pesos van parar comprar maquinaria para la Argentina”. Mencionó además las cifras positivas en el sector de la construcción, con “récord histórico de asfalto”; el acceso a crédito hipotecario “que volvió a ser una realidad”; la “cosecha récord de trigo y maíz” y una “mejora en el consumo de carne”; y el “auge de turismo interno”, que tuvo un 7% de aumento.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS