Comienza el juicio en Chile contra Facundo Jones Huala

Romina Jones, prima del lonko, asegura que "se trata de una persecución política" con trasfondo territorial y la lucha contra una represa hidroeléctrica. Por los mismos cargos, ya fueron absueltos los acusados en dos juicios previos. 

Romina Jones, detenida en una de las protestas por la liberación de su primo. (Foto: Telam)
Por Mariano Pedrosa - @Pedrosa_mariano
3 de Diciembre de 2018

Desde el martes 4 y hasta el 11 de diciembre se desarrollará en Chile el juicio a Facundo Jones Huala, el lonko mapuche de la comunidad Resistencia Cushamen que fue extraditado desde Argentina por considerarlo coautor de un incendio ocurrido en 2013 y por tenencia ilegal de arma de fuego. La fiscalía de Río Bueno buscará una condena de 15 años por esos delitos en el tercer juicio por la misma causa. Anteriormente ya fueron juzgados y absueltos otros cuatro acusados, dos de ellos señalados por la fiscalía como responsables del mismo delito. El proceso se lleva a cabo en el Tribunal Oral de Valdivia, en la Región de los Ríos del país trasandino. 

“Los antecedentes que fundan la imputación son producto de informes de Inteligencia que no se relacionan con el hecho puntual, sino que buscan crear la imagen de un mapuche enemigo del Estado chileno”, señaló la abogada Karina Riquelme. Romina Jones, prima del lonko, dialogó con Tiempo sobre este tema y no duda de que se trata de una persecución política contra Jones Huala en el marco de una persecución mayor contra el pueblo mapuche: “Tenemos la expectativa de que el lonko corra la misma suerte que los lamien (hermanos) que fueron acusados antes por lo mismo. Sabemos que es Chile, y que la justicia es más o menos igual que en Argentina, pero con más saña con respecto a los mapuches. Esto se puede ver en los montajes mediáticos y judiciales”.

También podés leer: El Estado argentino extraditó a Facundo Jones Huala, desoyendo el pedido de la ONU

Para Romina Jones un ejemplo de esta persecución es la conocida operación Huracán de septiembre de 2017, en la que ocho líderes mapuches fueron detenidos  y acusados de terrorismo y de participar en ataques incendiarios. Finalmente, se demostró que las conversaciones por WhatsApp y Telegram que los incriminaban habían sido fabricadas al amparo de la Ley Antiterrorista. Los acusados fueron absueltos y debieron renunciar tanto el director de Carabineros como el general de Inteligencia Gonzalo Blu.

Otro ejemplo que menciona es el reciente fusilamiento del mapuche Camilo Catrillanca por parte de carabineros mientras éste manejaba un tractor y que se trató de hacer pasar por un enfrentamiento. “En los últimos diez años, tenemos aproximadamente dieciséis muertos causados por el gobierno chileno. En Argentina, se está copiando bastante la política de Chile contra los mapuches y contra la protesta social. En la Araucanía está el comando Jungla que, más o menos, es lo mismo que el comando unificado que Patricia Bullrich instaló en las provincias de Neuquén, Río Negro y Chubut. Tal vez allá es más evidente la militarización, porque se pueden ver los tanques de guerra, los soldados, pero ambos tienen el mismo fin: perseguir y criminalizar a los mapuches”, explica Romina Jones y agrega con escepticismo que por estos motivos “puede pasar cualquier cosa, aunque lo razonable es que sea absuelto como los otros acusados”.

El caso de Facundo Jones Huala es emblemático, manifiesta la prima de Jones Huala, porque es un mapuche perseguido y criminalizado por ambos estados. “Argentina y Chile son los países que nos han dividido pero, aunque nos encontramos separados por la cordillera, somos un solo pueblo. La persecución contra el lonko tiene que ver con la persecución histórica contra los mapuches. Que él sea liberado será un hecho político importante para nuestro pueblo”, subraya Jones.

El incendio de la casa y del galpón fue realizado por tres encapuchados, y en esa causa se condenó sólo a una machi por encubrimiento. La faceta política de este conflicto es territorial. Pero no sólo se trata del reclamo de posesión ancestral, sino que se conecta con la construcción de la represa Hidroeléctrica Pilmaiquén, que inundaría un sitio ceremonial mapuche, causa contra la que sí Facundo Jones Huala se encontraba militando.

“Se los acusa de un incendio, pero ellos no fueron los autores. Se los acusa solo porque venían activando contra la represa. Pero no hay pruebas concretas, sino que los relacionan con la causa mapuche. Si el juicio se lleva a cabo normalmente, si no hay nada extraño, el lonko debería quedar en libertad y podría volver a su territorio, porque las demás personas quedaron absueltas y realmente no hay pruebas”, continúa explicando Romina.

En Argentina, Jones Huala  tiene pendiente el juicio por usurpación realizado por Benetton contra seis mapuches de la Pu lof Resistencia de Cushamen y dos causas más por denuncias por supuesta incitación a la violencia.

"Santiago Maldonado se comprometió con nuestra lucha y se le fue su vida en eso"

Romina Jones vive en la Pu lof en la que se produjo la represión de Gendarmería que culminó con la muerte de Santiago Maldonado. Al ser consultada por el reciente fallo del juez Gustavo Lleral,  afirma que ambos casos están conectados, ya que “no hay que olvidarse que Santiago estaba participando de una protesta pidiendo la libertad del lonko. Si bien no creemos mucho en la justicia, porque para nosotros nunca la hubo, desde la mal llamada Conquista del Desierto que nos vienen reprimiendo, asesinando, desapareciendo. Por todo esto, estas acciones no nos sorprenden, pero sí creíamos que con el caso de Santiago, que fue conocido a nivel mundial, quizás podía haber un poco de justicia. Lamentablemente, en lo inmediato no va a suceder. Sabemos que los responsables políticos de la desaparición y muerte de Santiago nunca fueron investigados ni Pablo Nocetti ni Patricia Bullrich. Sabemos que estando el gobierno de Mauricio Macri en el poder, los responsables políticos no van a pagar” señala.

También podés leer: No fue nadie

Respecto de la decisión de Lleral, la prima de Jones Huala expresa: “La verdad, tenemos mucha bronca por la familia y por los amigos del compañero. Sin embargo, sentimos mucho respeto y orgullo por él, porque entendió y se comprometió con nuestra lucha, no sólo la del lonko, sino la del pueblo mapuche, y lamentablemente se le fue su vida en eso. Como familiares del lonko Facundo sentimos mucha bronca, mucha impotencia, esperamos que en algún momento haya un poco de justicia y que ésta se vislumbre en la libertad del lonko, que fue por lo que el compañero perdió la vida”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N