El ministro de Producción calificó de "llorones" a los empresarios de la UIA y los acusó de decir "estupideces"

Francisco Cabrera respondió críticas de empresarios que habían reclamado por "el crecimiento de las importaciones".
3 de Marzo de 2018

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, salió a responderle a los industriales de la UIA que habían criticado al gobierno por el crecimiento de las importaciones y los calificó de “llorones” y los acusó de decir “estupideces”. En la misma línea, el funcionario les reclamó que generasen una “agenda seria” y que “se pongan a invertir y a competir”.

El ministro intentó acotar las críticas de los empresarios afirmando que provienen sólo de un grupo y que no representa la posición de todos ellos: “Algunos dirigentes empresarios se quejan en lugar de tener una agenda seria y adulta de competitividad”, sostuvo en diálogo con radio Mitre, y aseguró que el gobierno “tiene siempre las puertas abiertas”, al mismo tiempo afirmó que la posición del gobierno “no es castigar a todo el pueblo argentino para enriquecer a empresas grandes”.

Cabrera continuó con el tono descalificatorio y los acusó de decir “estupideces”: “Nosotros y el equipo económico somos gente que entiende cómo es el mundo de los negocios, el mundo de la inversión, el mundo del crecimiento económico, el mundo del empleo, entonces tengamos una agenda seria, adulta y donde trabajemos solucionando problemas, no en enunciar estupideces”.

también podés leer: "Una desición de Trump agita la tensión entre Macri e industriales"

“El presidente es muy realista y conoce, como todos nosotros, los procesos, las razones y la historia de la producción y la industria en la Argentina. Creemos que hay que tener una agenda positiva y dejarse de llorar. Hay que ganar nuevos mercados y competitividad”, sostuvo el ministro.

Al hacer un breve balance de la gestión Cambiemos, el ministro enumeró: “En estos dos últimos años es la primera vez en la historia que baja el gasto, crece la economía, tenemos un tipo de cambio libre y bajamos impuestos por dos puntos del PBI. Bajamos las retenciones de toda la economía, no solo de los granos sino de la economía industrial”.

En la misma línea, remarcó que los empresarios “durante treinta años querían tener un reforma tributaria integral que bajara los costos. Hicimos una reforma que baja el impuesto al cheque, la ganancia mínima presunta y los costos patronales y parecen no acordarse”.

Cabrera subrayó que “la economía creció en 2017, el 2,9 por ciento, en 13 de 15 sectores. Además, es la primera vez que en inversiones, es más importante el reequipamiento que la construcción; esto no pasaba antes”. Finalmente funcionario consideró que las críticas “tienen que ver con que hay que invertir, mejorar los procesos, tener una agenda positiva. Lo único que no puede pasar es que los argentinos paguen la ropa más cara del mundo”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS