El oficialismo rechazó dar marcha atrás con el aumento a legisladores

Al mismo tiempo que el FIT proponía votar contra el incremento del 47%, Macri avisaba en Santa Fe que "no es momento de pasarse de largo".
2 de noviembre de 2016

Hay un problema de comunicación entre el Poder Ejecutivo y sus representantes en el Congreso. A poco de comenzar la sesión en Diputados, los representantes del Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT), Myriam Bregman y Néstor Pitrola, propusieron votar la derogación del “dietazo” que implica un incremento del 47 por ciento en los sueldos de los legisladores que ordenaron los titulares de ambas Cámaras. El oficialismo rechazó tal iniciativa pero no sabían que casi en ese mismo momento, pero en Santa Fe, el presidente Mauricio Macri, desautorizaba la suba de las dietas a su manera: “No es momento de pasarse de largo”.

No importa el año ni el color del gobierno pero siempre el incremento de las dietas de los legisladores genera polémica en la población. Es por ello que los diferentes presidentes de ambas Cámaras solían consensuar con los titulares de las bancadas el porcentaje de suba de las dietas. Este año no fue así. El presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, decidió junto a la vicepresidenta y titular del Senado, Gabriela Michetti, cuánto y cómo van a cobrar los legisladores. La suba es del 47 por ciento pero la duplicación de los gastos de representación y el incremento en concepto de “desarraigo” llevó el porcentaje creciera mucho más.

Los primeros en denunciar la maniobra fueron los diputados Bregman y Pitrola. Luego llegaron los respaldos del bloque del Frente para la Victoria y de Libres del Sur. Una vez que comenzó la sesión fue Pitrola quien presentó una moción de apartamiento del reglamento para incorporar el proyecto que deroga lo que llamaron el “dietazo”.

Monzó lo puso en consideración y si bien nadie del oficialismo cuestionó la iniciativa de la izquierda y mucho menos justificó el incremento de las dietas, terminaron haciéndolo cuando votaron el rechazo al pedido de Pitrola.

Cambiemos se negó a su tratamiento con 112 votos por sobre los 104 que respaldaban la iniciativa.

El oficialismo no lo festejó, tal vez por pudor. Pero lo que no imaginaban que casi al mismo tiempo en la localidad de Sauce Viejo de Santa Fe, el presidente Macri era consultado por la prensa sobre este “dietazo”. El mandatario dijo que esperaba que “sea acorde al esfuerzo que estamos haciendo todos los argentinos”. Luego, tras reconocer que hubo inflación, aseguró que hay que hacer un “ajuste para ser medianamente equitativo” y, fiel a su estilo, lanzó: “Pero tampoco en este momento pasarse de largo”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual