El perito informático acusó al juez y a la fiscal de encubrir pericias telefónicas

Se había reunido con la fiscal. Reclama que el gobierno diga dónde están las antenas para peritar el teléfono de Santiago y de los gendarmes.
1 de Septiembre de 2017

Ariel Garbarz, el director del laboratorio de Seguridad de la Comunicaciones de la UTN, perito consultor de la Justicia Federal, denunció que ni la justicia ni el gobierno están llevando adelante las pericias acordadas con la fiscal escritas en la causa, Silvina Ávila, a quien acusó junto al juez Guido Otranto, de estar “encubriendo” al no ordenar las pericias para localizar el celular de Santiago Maldonado.

“Fiscal y juez ya tienen en el expediente desde el martes el detalle de las pericias para localizar partícipes. Están encubriendo al no ordenarlas”, denunció este viernes Garbarz en su cuenta de Twitter y en los medios.

“Sigo esperando orden del juez Otranto para las pericias que acordamos con la fiscal. Me pidió viajar de inmediato y después no pasó nada”, denunció el ingeniero en electrónica y en telecomunicaciones, que se reunió con la fiscal Ávila.

A su vez, reclamó al gobierno nacional que informe a la justicia dónde están las antenas instaladas en el sur del país, lo que podría echar luz sobre la ubicación de Santiago y la de los 40 gendarmes al momento de la desaparición. “Al final la fiscal Ávila tampoco adoptó las medidas ACORDADAS en la PGN (Procuración General de la Nación) para triangulación fina de celulares de gendarmes y de Santiago”, denunció. “No voy a parar de reclamar hasta que se hagan las pericias acordadas con la fiscal escritas en la causa”, dijo hoy.

“La Enacom (ex CNC) y Movistar no están colaborando con la Justicia aportando TODOS los datos necesarios para triangular celulares. Si se hubiese geolocalizado el celular de Santiago como se hizo en el caso de Anahi hubiera aparecido hace semanas”, reclamó.

Es que los peritos asignados a la causa de la búsqueda de Santiago son de la Policía Federal. Tras el cambio de carátula a desaparición forzada, la Gendarmería ya no puede intervenir en la pesquisa. "No están en Esquel, están en la Capital, no tienen ni siquiera dónde están las antenas. No le pidieron al juez que le pida al Enacom dónde están las antenas, desde donde se empieza a hacer el cálculo de triangulación básico, para saber al menos qué celda era la que tomó la señal de los celulares", denunció Garbarz a los medios.

— Ariel Garbarz (@GarbarzAriel) 1 de septiembre de 2017
Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS