El personal doméstico en blanco también recibirá la ayuda de $ 10.000

Son unas 500 mil personas que están en relación de dependencia. La redacción original del decreto daba lugar a confusiones.

(Foto: Telam)
25 de marzo de 2020

El personal doméstico registrado en relación de dependencia también podrá percibir los 10 mil pesos del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) creado por el gobierno. La aclaración oficial pone fin a las dudas generadas a partir de la redacción del decreto 310/20 publicado el último martes en el Boletín Oficial.

El pago extraordinario está destinado a mejorar la situación de los monotributistas y trabajadores informales que se desempeñan por cuenta propia y que, debido a las restricciones de circulación, no pueden realizar sus tareas y ven afectados sus ingresos. Lo realiza la Anses y se abonará por única vez durante el mes de abril (aunque podría repetirse si el aislamiento social obligatorio se extiende).

A pesar de su espíritu, el texto de la norma da lugar a confusiones. Por ejemplo, el artículo 2º especifica que está destinado, entre otros, a “trabajadores y trabajadoras de casas particulares”, pero entre los requisitos obliga a que el beneficiario no puede estar “en relación de dependencia registrado en el sector público o privado”. Esto creaba dudas sobre su aplicación a algo más de 500 mil personas que se desempeñan en tareas domésticas pero que están en blanco. Sin embargo, desde el organismo de seguridad social aclararon que todos ellos también podrán recibir ese monto excepcional.

El decreto establece que “el Ingreso Familiar de Emergencia será otorgado a las personas que se encuentren desocupadas; se desempeñen en la economía informal; sean monotributistas inscriptos en las categorías A y B; monotributistas sociales y trabajadores y trabajadoras de casas particulares, siempre que cumplan con los siguientes requisitos: ser argentino o argentina nativo/a o naturalizado/a y residente con una residencia legal en el país no inferior a dos años; tener entre 18 y 65 años de edad; no percibir el o la solicitante o algún miembro de su grupo familiar, si lo hubiera, ingresos por trabajo en relación de dependencia registrado en el sector público o privado, monotributistas de categoría C o superiores y régimen de autónomos; prestación por desempleo; jubilaciones, pensiones o retiros de carácter contributivo o no contributivo, sean nacionales, provinciales, municipales o de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; planes sociales, salario social complementario, Hacemos Futuro, Potenciar Trabajo u otros programas sociales nacionales, provinciales o municipales, a excepción de los ingresos provenientes de la Asignación Universal por Hijo o Embarazo o Progresar”.

La Anses está elaborando una aplicación para que quienes reúnan esos requisitos puedan inscribirse vía web o celular y reciban el dinero a través de transferencias bancarias. Quienes ya cobren la AUH percibirán el pago extra junto con ese beneficio.

A pesar de los propósitos del decreto, que busca minimizar los perjuicios económicos creados por la epidemia de coronavirus, hubo voces críticas hacia la manera en que la ayuda fue implementada. Por caso, el Colectivo de Monotributistas Organizados, surgido en diciembre último, se quejó de que el monto “es realmente exiguo para el sostenimiento de todo un grupo familiar” y que “los requisitos impuestos para acceder al mismo dejan por fuera a millones de familias”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual