El PJ bonaerense estira plazos para buscar la unidad de los distintos sectores

Mientras el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, exhibe el apoyo de intendentes y la CGT, desde el espinozismo aseguran que continúan en carrera con el acompañamiento de gremios afines al kirchnerismo y referentes distritales.
18 de Noviembre de 2017

Mientras se estira por unos días más la definición de la interna por la renovación de las autoridades del PJ Bonaerense, los dos sectores en pugna del partido esgrimen sus apoyos en medio de diferentes versiones de negociación centradas en una posible lista de unidad consensuada para evitar una elección que dañaría aún más a un partido que ya viene golpeado, no sólo por la derrota en las últimas elecciones legislativas nacionales a manos de Cambiemos, sino por las muy marcadas diferencias en torno al grado de renovación que debe tener la estructura partidaria, los nuevos liderazgos emergentes y la agenda que se debe encarar en relación al gobierno. 

Claramente, el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, con el apoyo de la mayoría de sus pares peronistas de las dos secciones electorales más poblabas del país, la Primera y la Tercera. También con el espaldarazo de Hugo, Pablo y Facundo Moyano, e importantes sectores de la CGT, del massismo e incluso de parte del randazzismo y, según ellos, de parte del propio kirchnerismo. Así, emerge como el candidato que puede sintetizar una unidad en caso de que la lista rival, encabezada por el matancero Fernando Espinoza, decida apoyarla públicamente y sumarse a una nómina de consenso. 

Este viernes, en Merlo, el jefe comunal dio otra muestra pública de los apoyos con los que cuenta en la lista que comparte con el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, al concretar un multitudinario homenaje en Merlo al fallecido secretario general de la CGT José Ignacio Rucci, que contó con la presencia de Hugo, Pablo y Facundo Moyano, y con numerosa presencia de trabajadores de Camioneros, cuatro jefes comunales de diferentes secciones electorales, entre ellos Alberto Descalzo (Ituzaingó) y Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), así como Gustavo Vera, uno de los dirigentes cercano al Papa Francisco.  

Desde este sector, confiaron a Tiempo la versión de que, en la madrugada del viernes, en medio de un frenético y accidentado cierre de listas, el espinozismo habría accedido a consensuar una unidad, con la decisión de hacerla pública en los próximos días, mientras se terminaban de negociar los lugares en la nómina de unidad. Según esta versión, el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, representa los intereses peronistas de la mayoría de los sectores peronistas de la Tercera Sección, donde se encuentra ubicada La Matanza, el bastión electoral del diputado nacional electo matancero.  

Dentro de esta línea argumental, la decisión de la Junta Electoral del PJ Bonaerense, de extender el plazo para modificar las listas o fusionarlas, sería la llave administrativa para que terminen de negociar y oficialicen la unidad. 

La otra versión

Desde el espinosismo, en cambio, insisten en que inscribieron su lista y sostienen que siguen en carrera, aunque admiten que, desde aquí al día martes, nuevo plazo anunciado por la Junta Electoral para oficializar listas, “cualquier cosa puede pasar”. En ese contexto, enumeran una serie de apoyos que, según ellos,mantienen.  

Por el lado del gremialismo, afirman contar con el respaldo de los gremios enrolados en la Corriente Federal de los Trabajadores (CFT), de la CTA de los Trabajadores, de ATE Provicia de Buenos Aires, del SUTEBA, del SMATA, y de organizaciones como Peronismo Militante, MUP, Descamisados y la Martín Fierro. 

 En la Tercera Sección, afirman contar con 150000 voluntades favorables a la nómina de Espinoza sólo en La Matanza en caso de haber interna, además del respaldo de los jefes comunales de Avellaneda, Jorge Ferraresi, y de Ensenada Mario Secco, y de dirigentes como el senador Provincial y ex intendente de Lanús Darío Díaz Perez, entre otros.

Además, aseguran mantener en sus filas a representantes del sciolismo y del kichnerismo cristinista, como Cristina Álvarez Rodríguez y Teresa García. En la otra sección densamente poblada, la Primera, el espinozismo aparece más complicado. Esgrime apoyos distritales de los jefes comunales Mario Ishii (José C. Paz) y Walter Festa (Moreno). Sin embargo, al momento de firmar, ningún de los dos puso su rúbrica en listas provinciales, y, según supo Tiempo, eligieron preservar sus distritos por sobre la interna provincial. 

En La Plata, mientras tanto, afirman tener en su nómina a Victoria Tolosa Paz y Hernán Bruera. “Hay que esperar a que baje la bronca” del cierre de listas, aventuran desde el entorno del matancero.  

El camino de la unidad parece más allanado, con Menéndez a la cabeza del nuevo armado y “lugar para todos”. La otra opción, la elección interna, dejaría al PJ al borde de la fractura.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS