El plasma de pacientes recuperados podría ser clave para tratar el COVID 19

El tratamiento con plasma comenzó a implementarse la semana pasada en los hospitales bonaerenses y podría permitir la generación de medicamento contra el COVID 19. Es un trabajo conjunto entre el Instituto de Hemoterapia de la Provincia de Buenos Aires y el CUCAIBA, que busca que el plasma de las personas recuperadas de COVID 19 sirva para salvar a pacientes en estado crítico.
(Foto: Gentileza Instituto de Hemoterapia)
19 de mayo de 2020

El procedimiento consiste en una inmunización pasiva. Es decir, mediante una transfusión, se aplicará el plasma de quienes ya superaron el coronavirus y, por lo tanto, generaron los anticuerpos ante la enfermedad. “El efecto concreto del plasma es ayudar a la recuperación y se implementa en aquellos pacientes cuya evolución del cuadro sea crítico pero que aún no estén conectados a un respirador artificial”, explicó la Dra. Nora Etchenique, Directora del Instituto de Hemoterapia. Justamente es en esa instancia de la enfermedad cuando se pueden identificar los reales efectos de la técnica.

El plasma es uno de los componentes de la sangre. En este caso, se obtendrá mediante la donación de sangre por aféresis, una técnica que separa este elemento del resto de los componentes sanguíneos (glóbulos rojos, las plaquetas y los crioprecipitados). Como la donación es voluntaria, desde los organismos provinciales convocan a las personas que habiten el territorio bonaerense y hayan superado el COVID 19 a donar su sangre. Para esto, deberán comunicarse previamente al 0800-222-0101 y dirigirse al Centro Regional de Hemoterapia de La Plata, ubicado en las calles 15 y 66. A su vez, los organismos provinciales se contactarán con ellos mediante el Registro Único de Pacientes Recuperados de COVID que administra el Instituto de Hemoterapia y que contiene los datos provistos por la Dirección de Epidemiología del Ministerio provincial de Salud.

“Hoy necesitamos de todos y todas. Por eso es importante que aquellos que superaron el coronavirus sepan que su plasma puede ayudar a que muchas personas recuperen también su salud”, enfatizó Etchenique y agregó que es importante que estas personas hayan estado 28 días sin síntomas o haber transcurrido 14 días desde el análisis de PCR negativo.

Por indicación del Ministerio de Salud en una primera etapa el procedimiento de extracción y procesamiento se hará en el Centro Regional de Hemoterapia de La Plata. En función del avance de la pandemia, se incorporarán los Servicios de Hemoterapia de los Hospitales “Vicente López y Planes” de General Rodríguez y “El Cruce” de Florencio Varela. Ya en una última instancia, se prevé sumar al Centro Regional de Hemoterapia de Mar del Plata.

Si bien aún falta, se estima que este componente sanguíneo podría servir para crear un medicamento para tratar el coronavirus. “El plasma excedente será enviado a la Planta de Hemoderivados de la Universidad de Córdoba. Allí hará gamaglobulina específica, como ya hay hecha contra la rabia, la hepatitis B, el tétanos. Eso obviamente requiere de un tiempo de estudios”, anticipó Etchenique.

El uso del plasma para tratar enfermedades tiene un amplio recorrido en Argentina. Ya en la década del 70, las investigaciones del médico bahiense Julio Maiztegui dieron con que el uso de plasma de pacientes recuperados permitía disminuir la muerte por Fiebre Hemorrágica Argentina de un 30% a un 3% si se aplicaba antes del octavo día de haber contraído la enfermedad. Recientemente, su uso fue eficaz para atender la pandemia de la Gripe A (H1N1) entre el 2009 y el 2019.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual