El poder del Tano; por Ignacio Damiani

Columna de opinión.
25 de Febrero de 2017

Cualquier avatar coyuntural no tiene que distraer la atención: el viernes, en el medio de discusiones de negocios y de pujas políticas, se rescindió el programa Fútbol para Todos, una promesa de campaña de Mauricio Macri que fue extinguiéndose desde que asumió como presidente.

Uno de los encargados de garantizar los deseos del presidente es Daniel Angelici. El binguero y presidente de Boca aplica las órdenes de Macri pero a la vez mantiene su construcción de poder autónoma. En la última asamblea, el Tano, nuevamente, puso en juego lo que le garantiza una sociedad con el presidente que data desde 2003: le puso a disposición su estructura de relaciones para aportarle una solución judicial que destrabe el conflicto de la sucesión de autoridades en la Asociación del Fútbol Argentino.

Angelici ofreció que la decisión de la idoneidad de los candidatos pasase por el Colegio Público de Abogados en el que él se constituyó vicepresidente en mayo de 2015 luego de trabar una alianza con Jorge Rizzo, presidente de esa entidad, quien al alzarse con el triunfo agradeció a El Tano por haber sido "el gran armador de los comicios".

La lista electa fue la número #47 de "Gente de Derecho" e incluyó a varios representantes que responden a Angelici: Sebastián De Stéfano, actual secretario de Asuntos Jurídicos de la Agencia Federal de Inteligencia; Enzo Pagani, presidente del Consejo de la Magistratura y dirigente de Boca en el área de Boca Social en la que trabaja, además, con María Inés Belloni, la esposa de El Tano; Daniel Lipovetzky, diputado nacional; y Claudio Niño, legislador de la Ciudad, entre otros.

La jugada de Angelici expone cómo el presidente de Boca facilita sus propios recursos en función de lograr el objetivo que tiene el Poder Ejecutivo nacional. En este caso, darle garantías a Claudio "Chiqui" Tapia, su socio del momento, para coronarse presidente de la AFA.

Dieciocho días después de los escandalosos audios que mostraban al presidente de Boca conversando con Luis Segura y Fernando Mitjans, titular del Tribunal de Disciplina de la AFA, para pedirles artilugios que beneficien a su club, El Tano continúa encabezando las principales discusiones en el ámbito del fútbol.

Quien considere, por caso, que los audios –que incluyeron tiempo atrás uno con Rafael Di Zeo, en donde el barrabrava sostenía que tenía un pacto a muerte con Angelici– o algún magro resultado deportivo tumbarían a Angelici, entonces desconoce su verdadera estructura de poder.

El binguero, presidente de Boca, titular de la Liga Sudamericana y vicepresidente del Colegio Público de Abogados, mantiene su vigencia en cada discusión de poder que ande dando vueltas, no sólo en el fútbol, sino en el mundo de la política o la Justicia. Que en definitiva, es el sistema de poder.

(*) Co-autor junto a Julián Maradeo del libro El Tano. Quién es Daniel Angelici.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS