La rosca del Senado podría llevar el proyecto de Aborto legal de nuevo a Diputados

Hubo acuerdo entre los principales bloques para que no pase por la comisión de Presupuesto, como quería Michetti, pero ya hay senadores que advierten que se podrían introducir cambios. El dictamen sale el 1 de agosto y se votará en la cámara el miércoles 8.

(Foto: Diego Martínez)
27 de Junio de 2018

Luego de tensas negociaciones los tres bloques mayoritarios en el Senado se pusieron de acuerdo para que el plenario de comisiones en el que se debata el derecho al aborto sean tres: Salud (de cabecera), Justicia y Asuntos Penales y Asuntos Constitucionales. El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, confirmó la fecha de dictamen para el 1 de agosto y la votación en el recinto para el 8. Sin embargo, algunos senadores quieren introducir cambios en el proyecto que ya cuenta con media sanción de Diputados, por lo que, de aprobarse las modificaciones, debería volver a la cámara de origen y volverse a votar. 

Las conversaciones habían quedado en la nada y todo hacía pensar que esta tarde se iba a votar en el pleno la cantidad de comisiones, ya que Gabriela Michetti insistía en sumar Presupuesto, que preside Esteban Bullrich. La disputa ya no sólo oponía a quienes estaban en contra y a favor del derecho a interrumpir de manera voluntaria el embarazo, sino que además se había convertido en una disputa de poder dentro de la Cámara Alta.

Si bien Michetti tiene la potestad de definir los giros, cuando los temas a debatir son controversiales se suele buscar consenso entre los bloques. El viernes pasado, Michetti giró el proyecto a cuatro comisiones y los jefes de bloques opositores mayoritarios, Miguel Ángel Pichetto de Argentina Federal y Marcelo Fuentes del FpV PJ, le mandaron sendas cartas para criticar lo que calificaron como una movida dilatoria. También habían pedido que Justicia y Asuntos Constitucionales sea de cabecera.

Muchos de los senadores que integran el bloque de Pichetto están en contra del derecho de las mujeres a interrumpir el embarazo, pero sí iban a votar junto a su jefe para definir las comisiones, en lo que iba a terminar siendo una pulseada en pleno recinto.

Fue el macrista Federico Pinedo, quien valoró “absolutamente su criterio -el de Michetti- y además lo comparto en este caso”, pero dijo que en Labor Parlamentaria surgió un “intercambio de opiniones, un pensamiento bastante amplio en el sentido de buscar algún mecanismo que disipara algunas imputaciones que se habían hecho desde afuera de esta Casa al comportamiento del Senado”.

Según pudo saber Tiempo, si bien fue Pichetto el que más presionó, Pinedo y otros senadores fueron los cancilleres ante la cerrazón de Michetti para “ayudarla a ver que era buen camino” negociar bajar una comisión.

Es que más temprano este miércoles Michetti había hecho circular una nota en la que se negaba a bajar las comisiones y argumentaba que Presupuesto tenía que formar parte ya que iba a implicar gastos a las provincias, en particular a las limítrofes, a donde podrían llegar a concurrir ciudadanos extranjeros a realizarse esta práctica.

Las conversaciones seguían en el mismo recinto antes del comienzo de la sesión. Pichetto conversó con Pinedo y con Fuentes por un lado. Luego se lo vio charlar con Bullrich, que quedó desplazado en esta negociación. La votación se hizo a mano alzada y fue por unanimidad. 

La media sanción del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo que viene de Diputados, luego de 13 años de reclamo formal ante el Congreso, será votada el miércoles 8 de agosto en el Senado de la Nación. Sin embargo, algunos senadores comenzaron a hacer circular la posibilidad de que se le introduzcan cambios en la redacción que viene de Diputados. Entre ellos se cuentan al salteño Rodolfo Urtubey, la senadora puntana Eugenia Catalfamo, el jujeño Guillermo Snopek y el misionero Maurice Closs habían sugerido modificaciones. 

Si en el Senado se votan los cambios el 8 de agosto, el proyecto volvería a Diputados. 

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS