El radicalismo llamó a lograr "paciencia social"

La Unión Cívica Radical se reunió para intentar mostrar su peso dentro de Cambiemos. Alfonso Prat Gay y Alfredo Cornejo con la vista en 2019. La doctrina Chocobar.
20 de Febrero de 2018

La UCR  ratificó su pertenencia a la alianza Cambiemos al argumentar que todavía no se salió “de la crisis del populismo” pero admitió que es difícil “explicar a la sociedad” las medidas del Gobierno que ejecuta su aliado Mauricio Macri. En un encuentro que reunió a la plana mayor y a toda la dirigencia radical, pidieron más lugar en la toma de decisiones.

“No han desaparecido ninguno de los motivos por los cuales integramos Cambiemos. Todavía no salimos de la crisis del populismo de un Estado que regaló todo y ahora nos toca lograr paciencia social. Hay que llevar una política gradual aunque a veces resulte difícil explicar, hay que hacer docencia ante la sociedad para explicar de dónde venimos y hacia adónde vamos”, sostuvo el jefe del interbloque Cambiemos en Diputados, Mario Negri y reconoció que “desde los sectores ortodoxos, por derecha, nos piden más dureza”. 

El radicalismo reunió a sus legisladores, intendentes gobernadores y dirigentes para reafirmar su identidad dentro de una alianza de gobierno que los mantiene relegados de los espacios de decisión. El encuentro fue justo un día después de que Negri pidiera la renuncia del exsubsecretario General de Presidencia, Valentín Díaz Gilligan, y el gobierno tomara una decisión en ese mismo sentido, lo que le valió al diputado la felicitación de sus correligionarios. 

“Los argentinos estamos mejorando en términos de transparencia”, opinó Negri al destacar el alejamiento del funcionario.
El encuentro radical, que se llevó a cabo este martes en el hotel Savoy, también sirvió de excusa para que el ex ministro Alfonso Prat Gay y el gobernador de Mendoza y presidente del partido, Alfredo Cornejo, reafirmaran ante sus correligionarios la decisión de competir en 2019. Mientras que el economista quiere pelear por gobernar la provincia de Tucumán, según dijo hoy al entrar al hotel, el mendocino aspira a un poco probable segundo lugar en la fórmula presidencial de Cambiemos.

La reunión tuvo la intención de mostrar un partido activo que debate los problemas del país y toma sus propias decisiones, de exhibir cierta autonomía dentro de una alianza de gobierno que ya lleva dos años de gestión. Cornejo, que participará de programas de televisión para empezar a mostrar su cara por fuera de Mendoza, fue el encargado de asegurar que “el balance de la participación en el gobierno es positivo”. “Hay apoyo a la línea gruesa del gobierno”, definió al final de la jornada de ocho horas. “Queremos ser parte decisiva de lo que está pasando en el país”, pidió Negri. 

De paso, Negri aprovechó para criticar a la oposición. Aseguró que la reunión del peronismo de la semana pasada fue “un lifting kirchnerista” y acusó al gobierno anterior de Cristina Fernández de “perseguir a periodistas que investigaban casos de corrupción”. Sin embargo, no hizo mención a ningún caso en particular.
Doctrina Chocobar

Luego de que el ex ministro de Justicia Ricardo Gil Lavedra se pronunciara en contra de la llamada doctrina Chocobar, que intenta promocionar el gobierno nacional a través de su ministra de Seguridad Patricia Bullrich, el radicalismo se alineó tras las declaraciones de su referente histórico en materia de justicia y derechos humanos. “El Gobierno está dando pasos auspiciosos en materia penal, pero la mano dura no resuelve la inseguridad y genera más violencia”, sostuvo el dirigente radical.

El encargado de sostener la posición institucional fue su propio presidente, Cornejo. “Es el Estado de derecho el que tiene que garantizar el funcionamiento a pleno del sistema policial para que sea eficaz y eficiente”, sostuvo.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS