El sexto fin de semana largo tuvo más turistas pero menos ventas

Según CAME, los distintos destinos turísticos del país recibieron un 3% más de visitantes que desembolsaron un 4% menos que en la misma fecha del año pasado.
10 de Octubre de 2016

A pesar de que los destinos turísticos de todo el país volvieron a convocar a cientos de miles de personas este fin de semana largo, los comercios vendieron menos que el año pasado para la misma fecha, en sintonía con la tendencia decreciente del consumo desde el inicio del año.

Según un informe de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) en el sexto fin de semana largo del año, circularon 923 mil personas que gastaron $1.662 millones en las distintas economías regionales. El número tiene gusto a poco. Las empresas destacaron que hubo más personas visitando lugares “pero las ventas vinculadas al turismo igual cayeron un 4%, frente al mismo fin de semana del año pasado, porque las familias fueron muy medidas con sus gastos”.

La entidad que nuclea a un importante número de comercios en etodo el país informó hubo en promedio un 3% más visitantes que durante el mismo fin de semana de 2015 y evaluó que el dato “es muy bueno teniendo en cuenta que el movimiento turístico venía bastante debilitado en el 2016 como consecuencia de los problemas de ingresos de muchas familias”.

El gasto medio diario, agregó la CAME, fue de $600 por turista con una estadía promedio de tres días. La entidad detalló que en su mayoría los visitantes se movilizaron “por ocio o para participar en algún evento deportivo, cultural, gastronómico o profesional”.

Pero las cajas de los comercios no engordaron proporcionalmente. La caída de las ventas fue del 4% en promedio en cantidades frente al mismo fin de semana del 2015 de acuerdo a los cálculos que realizó CAME con información de 40 ciudades de todo el país. Según la información, la tasa de caída “es casi la mitad” de lo que cayó en los últimos meses el comercio. “Esa merma ocurrió básicamente porque más personas procuraron viajar pero, en general, tanto los turistas como los excursionistas fueron muy medidos en sus gastos”, explicó la fuente.

En los seis fines de semana largos que hubo este año (Carnaval, Semana Santa, Día de la Bandera, Día de la Independencia, homenaje a San Martín y Diversidad Cultural) se registraron 7,4 millones de turistas con pernocte que generaron un movimiento económico directo de $13.535 millones en las economías regionales, según CAME.

Aunque el número no desentona con el retroceso del consumo en general las entidades privadas son optimistas de cara al futuro. La CAME consideró que este fin de semana largo “mostró que en materia turística el segundo semestre viene repuntando, dejando mejores expectativas de lo que podría llegar a ser la próxima temporada de verano en este rubro”.

Cerca del 50% de los turistas se concentró en la provincia de Buenos Aires. Detrás siguieron Córdoba, Entre Ríos, Mendoza, Salta, Tucumán, Misiones, Santiago del Estero o la Patagonia, “aunque en mayor o menor medida, todas las provincias recibieron visitantes durante el fin de semana”.

El desfasaje entre el número de turistas y las ventas se reprodujo en todas las regiones. La provincia de Buenos Aires recibió a unos 400 mil turistas que se dirigieron a la Costa Atlántica y al interior de la provincia pero las ventas fueron menores al 2015, lamentó CAME.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS