"El silencio de otros": el documental producido por Almodóvar que desnuda los crímenes del franquismo

El film dirigido por Almudena Carracedo también destaca el aporte de la "querella argentina" en la búsqueda de justicia. “La memoria es clave para sanar todo tipo de traumas sociales y entender el presente”, señala la cineasta.

(Foto: Prensa)
9 de Septiembre de 2019

Como un buen potaje español, este fue un film cocinado a fuego lento.  "El silencio de otros"  de Almudena Carracedo y Robert Bahar, matrimonio de documentalistas ganadores del Emmy por su trabajo sobre los inmigrantes explotados en Estados Unidos, le dedicaron siete años de producción y filmaron más de 450 horas de material, para revelar la lucha silenciada de las víctimas de la dictadura franquista en España que continúan buscando justicia hasta nuestros días.

Hace un año y medio  que este film se estrenó en España, cosechando  en el camino premios como el Goya al Mejor Largometraje Documental, el Premio Cine por la Paz de la Berlinale y el Premio Platino a Mejor Película Documental, entre varios otros. Más de un millón de espectadores han visto la película. Fue emitida en televisión pública de  España y fue trending toppic durante meses, con 56 mil tweets ese mismo día.

“Ese fenómeno representó no sólo que la película está bien, sino que había mucha necesidad de parte de esta sociedad, de una vez por todas, de lidiar con ese pasado y ese presente”, explica Almudena Carracedo. Con un estilo de cine directo e intimista, la película acompaña a los supervivientes del régimen a medida que organizan la denominada “Querella Argentina” y confrontan un “pacto del olvido” sobre los crímenes que padecieron.

Bahar  y Carracedo también son profesores en la Universidad de Nueva York en Madrid. Desarrollaron un guión que transcurre en dos continentes: en España, donde abogados de derechos humanos y víctimas construyen la querella, y en Argentina, donde la jueza María Servini de Cubría se hace cargo del caso basándose en el principio de jurisdicción universal.

Entre los criminales del franquismo hay torturadores, ministros y médicos implicados en los casos de robo de niños y fosas comunes donde hay centenares de miles de desaparecidos. Por eso decidieron darle voz a quienes en España no son escuchados, con la idea de mirar para adelante.

 “Mi esposo Robert es de Estados Unidos y yo de España. Nuestra película anterior, "Made in LA", nos llevó cinco años y tres de mostrarla, también se ocupaba de causas sociales, y como española sentí que tenía una cuenta pendiente con mi propio país. A medida que me topaba con otras obras y expresiones que trataban de justicia y memoria me causaba dolor. En  2010 tuve una bebé y me di cuenta de que es la historia la que forma nuestro presente. Hay que entender por qué estamos aquí”, dice Carracedo.

Su film  relata la historia de esta querella internacional de relevancia histórica a través de las experiencias de víctimas de la dictadura franquista que han roto el “pacto de silencio” forjado a partir de la sanción de la Ley de Amnistía en 1977. Al frente de este monumental esfuerzo, se encuentran Carlos Slepoy, el abogado argentino de derechos humanos que co-lideró el caso contra el dictador chileno Augusto Pinochet, y Ana Messuti, filósofa del derecho.

“Luego de 40 años de  dictadura, y tras la muerte del tirano, se tomo la decisión de dejar en una total impunidad los crímenes franquistas,  y aún se bloquean las investigaciones con el renombrado pacto de silencio, un pacto tácito por parte de los poderes fácticos para olvidar por decreto. No se enseña en las escuelas lo que pasó, por aquello de es mejor dejar atrás y que tenemos que mirar hacia adelante. Lo que ocurre es que esta historia no está cerrada. Cientos de miles de personas desaparecidas en España en cunetas, en fosas comunes. No es algo que se puede olvidar, es presente para mucha gente”, subraya Carracedo.

Es para su creadora una película que va al corazón del asunto, contando la historia a través de los y las protagonistas: “La elección de esas personas se hace de una manera intuitiva, pero si queríamos una historia grande teníamos que encontrar personas  cuyas historias  tengan elementos que unan a muchas otras: fosas, torturas y demás cosas que nos hemos topado en la búsqueda de historias distintas”. Usando la querella como columna vertebral, la película entremezcla, con la máxima delicadeza posible, los testimonios de los querellantes.

“Este es un proceso vivo. La memoria es clave para sanar todo tipo de traumas sociales y entender el presente”, dice la directora sobre  la intención de su película.“En esta cinta vivimos y  respiramos seis años de una lucha tan básica como la de Antígona: enterrar a nuestros muertos con dignidad, conocer la verdad antes de que sea demasiado tarde, y que se haga por fin justicia. Estoy muy orgulloso de presentar esta película y espero que se vea en todos los rincones del mundo” dijo sobre ella Pedro Almodóvar, y Carracedo cree que es una manera de mostrar otra forma de lidiar con el pasado.

”Comparar la situación argentina con la de España, que está a años luz es difícil. Espero que los españoles puedan entender que hay otras maneras de lidiar con el pasado y de manejar otro concepto de lo que es la Justicia. Siempre digo que la Argentina es un referente en materia de justicia transicional. Incluso con los problemas que están experimentando ahora mismo, hay  avances que son un ejemplo para el mundo”, detalla Carracedo.

“Es por ello que una de las querellantes vivía  con emoción mostrar este film en Argentina. Fue una de las que fue primero, algo que se muestra en la película, así de cómo se necesita la fortaleza de lo que sufrieron horrores similares para salir adelante. Allí las víctimas son heroínas y héroes. De pronto se sienten apreciados siendo que en su país son ignorados, y entienden que sus historias tienen valor. En su lucha personal y emocional todos los querellante sienten que el viaje a Argentina en un punto de inflexión  para ellos”, concluye.

El silencio de otros. De Almudena Carracedo y Robert Bahar. Estará todos jueves de septiembre a las 21 en el Malba y en el Artemultiplex. Del  5 al 11 de septiembre a las 19 en la Sala Leopoldo Lugones y desde el 12 de septiembre en el Cine Cosmos.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS