El vicedirector de Radio Nacional filmó la asamblea de los trabajadores

Además, reconoció los despidos encubiertos pero se negó a hablar con los empleados que hicieron paro.
30 de Diciembre de 2017

Luego de un paro que llevaron adelante los trabajadores de Radio Nacional el jueves, el vicedirector de la emisora, Pablo Ciarliero negó que exista un vaciamiento aunque reconoció que no se renovarán contratos sin dar mayores precisiones.

El viernes se realizó una asamblea en el hall de la emisora ubicada en Maipú 555 donde Ciarliero se presentó con una actitud provocadora en la que se dedicó a filmar a los trabajadores que participaban de la misma.

En ese contexto, desde el Sindicato de Prensa de Buenos Aires, denunciaron que el funcionario les dijo que “no habla con sindicatos que hacen paro” y que además, luego de admitir los despidos encubiertos como “no renovaciones de contratos” dejó abierta la posibilidad de que haya cesantías.

Durante este verano las radios Clásica y Folklórica no tendrán programación artística y las emisoras sólo transmitirán música.

Esta semana desde la dirección se comunicó que se abrió un proceso de jubilaciones anticipadas de 227 empleados.

Luego de la asamblea los trabajadores respondieron los dichos del funcionario. “Reclamamos a las autoridades del Sistema de Medios la designación de un interlocutor con capacidad de diálogo, respeto por las libertades democráticas, condiciones que este señor, con sus actitudes y el uso indebido del aire de la ‘Radio de Todos’, evidentemente, no puede garantizar”, expresa el escrito.

Comunicado completo 

Los trabajadores creemos en el diálogo, no en las intimidaciones

Ante las expresiones públicas vertidas por el vicedirector de Radio Nacional, Pablo Ciarliero, respecto del paro votado por la Asamblea General de Trabajadorxs de LRA1, manifestamos:

El paro llevado adelante el jueves 28 de diciembre entre las 15 y las 20 obedeció a la confirmación por parte de dicho funcionario de la no renovación de contratos, contrariando la actitud de la empresa que venía negociando el fin de trabajo fraudulento con nuestros sindicatos. Agrava lo anterior que Ciarliero se negó a dar a conocer la identidad de los despedidos, lo que implica una perversidad ya que decenas de familias pasarán las fiestas de fin de año sin saber si tendrán trabajo el martes 2 de enero.

En sus “posverdades”, Ciarliero expresa que “sindicatos sin personería” llevaron adelante el paro. Aunque huelgue explicarlo tanto el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) como la Asociacion de Trabajadores de Radio Nacional (ATRANA) son entidades gremiales formalmente inscriptas con personería jurídica en el Registro de Asociacion es Sindicales del Ministerio de Trabajo, con las facultades otorgadas por la Ley 23.551.

Al tratar de minimizar la medida de fuerza, el funcionario acusó a los trabajadores de “generar terrorismo”, estigmatizando la acción gremial y planteando la posible judicialización de la protesta obrera.

“Unas 20, 30, 40 personas” llevaron adelante el paro, aclaró, en otra mentira, el funcionario. La medida de acción directa fue desarrollada por más de 100 compañeros y compañeras de todos los sectores de la Radio, hecho que obligó a la empresa a salir al aire con personal jerárquico.

Señor Ciarliero, ¿qué es “hacer un uso racional de los recursos”? ¿Despedir trabajadores con contratos miserables?

Si Ciarliero le expresa a los representantes de la Asamblea que “no va a dialogar con sindicatos que hacen paro”, nos cabe la pregunta: ¿con qué clase de gremios dialoga Usted?

Por lo expuesto, reclamamos a las autoridades del Sistema de Medios la designación de un interlocutor con capacidad de diálogo, respeto por las libertades democráticas, condiciones que este señor, con sus actitudes y el uso indebido del aire de la “Radio de Todos”, evidentemente, no puede garantizar.

Asamblea de Trabajadorxs de Radio Nacional Buenos Aires, Buenos Aires, 29 de diciembre de 2017

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS