Eliza Capai: "Siempre es muy duro documentar una realidad social violenta"

El film "Espero tu (re) vuelta" retrata la lucha de los estudiantes brasileños contra el cierre de colegios públicos y el aumento de las tarifas de transporte, y sus reclamos para construir un país más igualitario. 

Por Diego Gez
12 de agosto de 2020

Con un bagaje de importantes reconocimientos a su favor, un documental expone la lucha de los estudiantes brasileños en un país donde las desigualdades siempre persisten. Espero tu (re) vuelta, el film de la directora Eliza Capai, exhibe en pantalla las contradicciones sociales del coloso sudamericano y el abordaje, no sin medias tintas, del movimiento estudiantil en su búsqueda por torcer un rumbo siempre opresivo para los que menos tienen.



...

La propuesta de Capai fue estrenada pocos días atrás en nuestro país y en Chile (a través de la plataforma Puentes de Cine) y llega a esta parte del mundo luego de haber sido exhibida por primera vez en 2019 dentrodel marco del Festival Internacional de Berlín, un espacio donde se alzó con los premios de las categoríasAmnesty International Film Prize y del Peace Film Award. “Originalmente estrenamos dentro del marco de la Berlinale, así que por suerte no lo hicimos dentro del contexto de la pandemia. Por eso pudimos tener la suerte de participar de los festivales en un marco de normalidad. Junto a los protagonistas, editores y otras personas que participaron de la película pudimos viajar a muchos festivales, tuvimos la dicha de debatir con la gente y observamos  cómo lo que hicimos pudo ser percibido por los demás. Ya en este periodo de pandemia la película llega a su estreno de internet y con ello a Buenos Aires”, dice la directora desde alguna parte de Portugal en dialogo con Tiempo.

Espero tu (re) vuelta

tiene un rico capital de imágenes que se apoderan de la pantalla. Son esas imágenes las que trasladan una vívida sensación que permiten una lograda percepción de los conflictos centrales del film. “Por suerte hay muchas imágenes de archivo también en la película. Buena parte de ellas, por ejemplo las relativas a la violencia policial son de los años 2015 y 2016, y pertenecen a documentalistas independientes que estaban en el lugar de los hechos, mientras que otras son todas grabadas por nosotros. Es siempre muy duro documentar una realidad social violenta porque todo es violencia, no solo la policial sino también cuando se puede ver a una familia con niños que no tienen educación de calidad. Eso también es muy doloroso porque muestra lo más duro de Brasil. Por otro lado, saber que eso existe a mí me dio mucha fuerza para filmar. En otros sentidos, el documental muestra esa realidad y sirve para pensar en cómo hacer denuncias sobre cosas que no deberían existir. El documental tiene ese poder, el de llevar una realidad a los demás para finalmente poder reaccionar con lo que está pasando, y de esa forma le permite a la opinión publica el poder debatir sobre temas importantes como la educación de calidad pero también para pensar en cuál es el papel del Estado en su negociación con la sociedad civil. Durante las grabaciones y la edición, inclusive hasta el día de hoy,al mirar la película me da una gran tristeza porque me hace recordar que esa realidad sigue existiendo en las calles”, se sincera Capai.


...


Teniendo a los estudiantes en el centro de la escena, cabe preguntarse cuán fácil o dificultoso fue contar con la participación de ellos. Para la directora, esa instancia tuvo mucho de sensaciones cruzadas. “La verdad es que fue un mix. En 2016 les escribí a los estudiantes contándoles mis ganas de trabajar y grabar material, así que ellos me autorizaron a entrar a un espacio de ocupación de un lugar público. La verdad es que nunca tuve tanta libertad para documentar y me permitieron ingresar a situaciones muy íntimas. Pero luego comencé a ir a ver a otros grupos distintos porque el movimiento estudiantil es así, variado. Entonces con otros tuve que negociar y bajar la cámara en ciertos momentos porque una cámara no siempre es bienvenida. Es verdad que las imágenes se utilizan muchas veces para criminalizar a la gente, entonces tuve que entender porque a veces se tiene miedo. Fue un proceso de aprendizaje, de negociación y de respeto”.

El estreno en Brasil de Espero tu (re) vuelta se vio perjudicado por el contexto del gobierno de Jair Bolsonaro, ya que no contó con el capital suficiente que tuvieron otras producciones para llegar al estreno. “Tuvimos un alcance pequeño en el cine, pero comenzamos a movernos de manera independiente y organizamos funciones gratuitas con debates posteriores. Lo que tuvimos de devolución de quienes la vieron fue una gran emoción porque se habla del documental, se debate y se cuestiona lo que está pasando. Nos escriben muchos que ven en las imágenes la posibilidad de entender la historia política de Brasil por medio de la mirada de los jóvenes. En Brasil llegamos también a los festivales y ganamos premios a la mejor película del país”, concluye la realizadora brasileña.


Espero tu (re) vuelta. Una película de Eliza Capai. Con: Lucas "Koka" Penteado, Marcela Jesus y Nayara Souza. Disponible en www.puentesdecine.com

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual