Emergencia social: el gobierno acordó con movimientos sociales para evitar una derrota en el Congreso

Se firmó un compromiso para destinar 30 mil millones de pesos en 3 años para planes sociales. Se tratará en extraordinarias.
24 de Noviembre de 2016

El gobierno nacional negoció directamente con las organizaciones sociales y evitó llevar a la Cámara de Diputados el proyecto de Emergencia Social, que tantos dolores de cabeza le trajo y que podía llegar a tratarse este jueves.

En un encuentro convocado por la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley; el titular del bloque de Diputados del PRO, Nicolás Massot, y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, las organizaciones sociales llegaron a un acuerdo con el gobierno sobre la emergencia social.

El proyecto, según dejaron trascender las organizaciones sociales, declarará la emergencia social por tres años y destinará 30 mil millones de pesos para fortalecer planes sociales y programas de empleo.

El encuentro se realizó en Desarrollo Social y participaron la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie (BdP) y la Corriente Clasista y Combativa (CCC), impulsores del proyecto y de la movilización del viernes pasado junto a la CGT.

¿Que implicará el acuerdo? Se subirán el dinero cobrado por cooperativistas de los planes sociales de 3200 a 4000 mil pesos, también recibirían un bono de fin de año de unos 2000 pesos. Se repartirá un millón de canastas navideñas para los beneficiarios y se incrementará el presupuesto para comedores.

En cambio, se dejó de lado la propuesta del proyecto, con media sanción en el Senado, de crear un millón de puestos de trabajo y el aumento de urgencia de 15 por ciento para los titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

Todos esos nuevos puntos se volcarán en un nuevo proyecto de ley que se tratará en las sesiones extraordinarias.

También podés leer:

>Disputa feroz por Ganancias entre Cambiemos y la oposición

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS