Empresas cristianas se suman a la condena contra la "violencia de los legisladores"

La Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE) apoyó el pronunciamiento del Foro de Convergencia Empresarial, que la semana pasada condenó el accionar de los diputados. Las pymes de CGERA participaron de la manifestación contra la Reforma Previsional en defensa del "consumo".
18 de Diciembre de 2017

El empresariado sigue de cerca los acontecimientos que rodearon en los últimos días el tratamiento de la Reforma Previsional en el Congreso de la Nación. 

La semana pasada, el Foro de Convergencia Empresarial (FCE), al que suscriben 80 entidades representativas del sector privado entre cámaras sectoriales y entidades civiles, se manifestó en contra de la "violencia" que obligó a suspender el tratamiento de la reforma previsional con un mensaje que centraba la atención en las protestas de los legisladores dentro del Parlamento pero no hacía referencia a la represión que desató la Gendarmería Nacional con un saldo de decenas de heridos y detenidos. 

Hoy, la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas (ACDE) sumó su apoyo a ese mensaje por medio de un comunicado. 

El mensaje al que tuvo acceso Tiempo señala que: "Con honda preocupación por los momentos de tensión institucional que transitamos, compartimos esta declaración del Foro de Convergencia Empresarial", en alusión al texto que publicó la semana pasada el FCE.

"ACDE ha sido miembro fundador y forma parte de la Mesa coordinadora del Foro", aclaró la esquela del grupo empresarial. En ese espacio comparte lugar con la Asociación Empresaria Argentina (AEA), que es la entidad que el presidente, Mauricio Macri, definió como principal interlocutor del sector privado; pero también con el influyente Grupo de los 6, que integran la Unión Industrial Argentina (UIA); la Cámara de la Construcción (Camarco); la Bolsa de Comercio; la Sociedad Rural (SRA); la Cámara de Comercio y Servicios (CAC); y la Asociación de Bancos (ADEBA). 

El viernes Tiempo consultó al FCE sobre el enfoque de su comunicado de prensa, en el que condena la "violencia" de dentro del Congreso pero evita mencionar la represión de la Gendarmería. Los voceros de la entidad aseguraron que el mensaje de las empresa "condena la violencia en general". 

La ACDE nuclea a los dirigentes empresarios de creencias cristianas. El actual presidente es Juan Vaquer, hombre de la multinacional química Dupont. Entre las empresas asociadas se destaca especialmente el Grupo Clarín, cuyo logo ocupa un espacio privilegiado en la web oficial de la entidad; Arcor; el Banco Galicia; la red Propymes, perteneciente al Grupo Techint; Cablevisión Fibertel; los laboratorios Bagó; Despegar.com; Pan American Energy; el Grupo Murchison; Accenture; el banco Santander Río; Telefónica y Visa. 

También participan Andreani; Bulló; Camuzzi Gas; Dow; IBM; La Nación; Lartirigoyen; YPF; Sinteplast; Swiss Medical y Sancor Seguros. Transportadora Gas del Sur y Gas Natural Fenosa figuran como colaboradores. 

Por otra parte, dirigentes de la Confederación General Empresaria (CGERA), participaron de la manifestación y justificaron en nombre del "consumo" las protestas contra la reforma que impulsa el gobierno. 

El presidente de esa entidad, Marcelo Fernández, afirmó en una entrevista televisiva: “Si se le saca plata a los jubilados se le saca al consumo". Y agregó: “Si es verdad que este proyecto disminuye $100 mil millones las partidas para jubilaciones y asignaciones, el estado se pierde de recaudar $20 mil millones en IVA”. 

El titular de CGERA argumentó que: “Esta quita afectaría al mercado interno porque los veteranos de Malvinas,  los jubilados y  los beneficiarios de AUH no ponen su dinero en un plazo fijo, lo vuelcan al consumo”.

A su turno, el textil Damián Regalini, vice presidente de la Cámara de Fabricantes de Medias y referente de la Fundación Pro Tejer, justificó la participación en la marcha porque "no hay espacio institucional en el Estado para que nos expresemos".   

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS