En 2017 el Ministerio de Trabajo homologó la menor cantidad de acuerdos en diez años

Incluye convenios colectivos de trabajo y acuerdos por actividad y por empresa y la mayoría de ellos fueron celebrados en períodos anteriores. Ponen el foco en los premios por productividad, la polivalencia y el presentismo.

El ministerio de Trabajo encabezado por Jorge Triaca dio aval formal a 984 acuerdos suscriptos entre patronales y trabajadores durante el año pasado según un informe elaborado por el Observatorio Social de la CTA Autonóma.

Hay que recalar hasta el año 2006 para encontrar un año con una menor actividad de la cartera laboral en lo que hace a la homologación de acuerdos entre sindicatos, federaciones o comisiones internas y su contraparte patronal. Según puntualiza el estudio “respecto a 2016, fue un 42% menor y respecto a 2015 fue un 49% menor.”. Además el Observatorio destaca que “se registró un descenso en todas sus formas: convenios y acuerdos colectivos, de actividad y empresa.”, aunque “la mayor caída se centró por un lado, en los convenios colectivos de actividad, dado que presentaron un descenso del 70% en relación a 2016 y del 90% respecto a 2015; y por otro lado, en los acuerdos colectivos de empresa, dado que presentaron un descenso del 48% en relación a 2016 y del 53% respecto a 2015.”. 

El extenso y detallado informe discrimina entre la firma de convenios colectivos de trabajo por actividad, por empresa y los denominados acuerdos que se celebraron a nivel de rama y a nivel de empresas y que están referidos, en general, a las paritarias salariales. Del informe se desprende que, ha sido la Federación de Comercio la que ha suscripto el mayor número de convenios particulares por empresa referidos a compañías informáticas (IBM, Accenture, Hewlett Packard y Enterprise) donde mantiene una disputa por la representación con la Unión Informática. 

Además se destaca la centralización y reforzamiento de las estructuras sindicales en tanto que en 2017 el 69% del total de los acuerdos fueron celebrados y homologados a nivel de una federación o unión en detrimento de otros acuerdos a escala de empresas que con anterioridad y en muchos casos, se celebraban en forma complementaria al acuerdo general estableciendo beneficios particulares.

Del mismo modo se sostiene un alto porcentaje de acuerdos por empresa (48%) de los que no participan los delegados de base en violación con lo establecido por la Ley 14.250 de Convenios Colectivos de Trabajo. La cifra se había venido reduciendo desde un 60% en 2007 hasta llegar a un 44% en 2015 para luego retomar una tendencia ascendente.

Por otro lado, un análisis cualitativo de las homologaciones pone de relieve que, en la mayoría de los acuerdos firmados se incluyeron cláusulas de presentismo y productividad así como la incorporación de criterios de polivalencia funcional, todo ellos aspectos que hacen a los ejes del proyecto de ley de reforma laboral que el gobierno impulsa para el debate en el congreso pero que ya ha avanzado en varias discusiones particulares y que no cesaron en 2018. 

Un caso emblemático es el acuerdo recientemente firmado que, al amparo del reconocimiento del Proceso Preventivo de Crisis permite a la empresa Carrefour, uno de los principales empleadores del país, a disminuir los aportes patronales y reducir las indemnizaciones por despido durante tres años.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS