Perdió la Selección: volvió Messi pero también volvieron los fantasmas

En Madrid, el equipo dirigido por Leonel Scaloni cayó por 3 a 1 ante Venezuela. Dejó una muy mala sensación. Es la segunda vez en la historia que cae ante la Vinotinto.

22 de Marzo de 2019

En el regreso a la Selección de Lionel Messi tras 265 días de ausencia, Argentina cayó por 3 a 1 ante Venezuela. Es apenas la segunda vez en la historia que el equipo vinotinto logra un triunfo ante la Selección: la anterior había sido en 2011, durante la Eliminatoria para el Mundial de Brasil 2014. Puede parecer sólo una estadística, pero es un dato que muestra qué significa esta caída para Argentina. En el Wanda Metropolitano de Madrid, el mismo escenario donde el año pasado había caído por 6 a 1 ante España, el Seleccionado nacional quedó expuesto por las improvisaciones y sufrió un duro traspié.

Lionel Scaloni, el inexperto entrenador que quedó a cargo luego del Mundial de Rusia 2018, dispuso de entrada un equipo con cinco defensores, que con la desventaja inicial intentó modificar. A la cancha salieron: Armani; Montiel, Foyth, Mercado, Lisandro Martínez, Tagliafico; Paredes, Lo Celso; Messi, Lautaro Martínez, Gonzalo Martínez. Luego de que Rondon marcara el 1 a 0, tras un fallo de Mercado, que jugó como último hombre, Scaloni modificó el esquema. Pero no disipó las dudas. Sobre el final del primer tiempo, Murillo fue el que aprovechó una distracción de Foyth para poner a los caribeños 2 a 0 en ventaja.

Para la segunda mitad, el técnico mandó a la cancha a Matías Suárez, Domingo Blanco y Kanneman en lugar de Mercado, Pity Martínez y Lisandro Martínez. Con un 4-3-3 más clásico, Argentina empujó y jugó más cerca del arco venezolano. Llegó al descuento por un tanto de Lautaro Martínez, luego de una buena conducción de Messi en un contraataque y un preciso pase de Lo Celso. A 15 minutos del final, tras un penal que cometió Foyth, Josef Martínez convirtió el 3 a 1.

¿Messi? Algunas buenas conexiones con Lautaro, un disparo de lejos que pudo haber sido el 1 a 1 transitorio, dos tiros libres bien ejecutados que valieron el “uhh” y unos pocos destellos de su clase con esos pases largos y profundos que acostumbra en el Barcelona. “Las situaciones que generamos fueron casi todas por el desequilibrio de Messi. Este partido nos sirve para ver cómo se asocian con él”, dijo su tocayo Scaloni. Como ya se sabía antes de la gira, era un sólo partido para el 10: ya fue dado de baja de la convocatoria y no estará ante Marruecos. La sensación que dejó su regreso fue gris.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N