"En esta historia todo el mundo puede ser culpable”

Este viernes Netflix estrena la serie española “Alta mar”. Entre la novela y el misterio, el gigante del streaming parece apostar a nuevas audiencias. La actriz ibérica Ivana Baquero habló con Tiempo Argentino sobre una historia que le recuerda a Agatha Christie y a "Titanic".

Por Sebastián Feijoo - @smfeijoo
22 de Mayo de 2019

En la era de las series en general y del streaming en particular, la oferta se multiplica. Netflix construyó un know how de éxito comprobado y lo exporta a todas las latitudes. Para las audiencias, pero también para muchas productoras que trabajan en distintas ciudades del mundo. Al mismo tiempo, el siempre en movimiento ajedrez de la industria del entretenimiento exige seguir sumando nuevos consumidores. En ese registro parare inscribirse “Alta mar”, la nueva serie española fruto de la asociación entre Netflix y Bambú Producciones, que entre la novela y el misterio se presenta como una propuesta capaz de seducir a espectadores todavía fieles a las narrativas televisivas más clásicas.

La historia transcurre durante los años 40, en un lujoso transatlántico que parte desde España con destino a Brasil. Dos hermanas, Carolina (Alejandra Onieva) y Eva (Ivana Baquero), viajan en busca de un futuro mejor, más allá de que disfrutan de una posición notoriamente acomodada. El clima celebratorio y los amores que vienen y van serán salpicados por el asesinato de una misteriosa pasajera no registrada. El responsable está a bordo y convive con todos. ¿Quién será? El elenco también incluye, entre otros, a José Sacristán (tío de las hermanas) y al argentino Eduardo Blanco (capitán del buque).

Ivana Baquero (24 años), una de las protagonistas de "Alta mar", habló en exclusiva con Tiempo Argentino sobre esta nueva apuesta de Netflix.

–¿Qué aspectos fueron los más determinantes para que te sumaras a un proyecto como "Alta mar"?

–Había trabajado ya con Bambú, la productora de la serie junto a Netflix, en una película llamada "El Club de los Incomprendidos" y todos quedamos muy conformes. Con el tiempo me llamaron para hacer un casting para una potencial serie y casi de inmediato me confirmaron que habían quedado muy entusiasmados y que querían que fuera una de las protagonistas de "Alta mar". Fue muy emocionante para mí porque había hecho cine y series en España, pero estoy viviendo y trabajando en EE.UU. Volver a España y en un proyecto impulsado por Netflix me resultó muy atractivo. La serie se va a ver en nada menos que 190 países. Y, lo que no es un aspecto para nada menor, me enamoró mi personaje.

–¿Qué te enamoró de Eva?

–Que es una persona muy noble y preocupada por la justicia. También es muy curiosa. Y al mismo tiempo, es transgresora para los cánones de su tiempo. No suele pedir permiso y por mencionar un detalle simbólico, usa pantalones en toda la historia, algo que la diferencia de todos los personajes femeninos de la serie y casi un desafío en aquellos años. Pero debo confesar que también me atraen los personajes más extremos. Una de las últimas cosas en televisión que hice en EE.UU. fue "Las crónicas de Shannara", donde interpreté a una luchadora casi villana. Esos papeles también son muy divertidos. Todo depende de la historia que se cuente.

–¿Qué fue lo que más te sorprendió de la historia?

–El misterio que se crea al producirse el asesinato y el hecho de que en esta historia todo el mundo puede ser culpable. Que en algún momento puedas sospechar hasta del más inocente me pareció muy interesante.

...

–¿Cómo fue trabajar con Eduardo Blanco?

–Eduardo es de lo mejor que tenemos en la serie. La verdad que todo el elenco es un gusto, hemos hecho mucha piña y nos llevamos maravillosamente. Pero Eduardo es muy gracioso. Una leyenda y un gran actor. Todos lo conocéis muy bien en la Argentina y España su talento es muy respetado. Fue un lujo poder tenerle abordo de nuestro barco. Siempre me dice que tengo que conocer la Argentina y tengo muchas ganas de hacerlo.

–"Alta mar" propone una narrativa que se diferencia de las formas más contemporáneas de las series. Por momentos parece remitir a una novela. ¿Lo ves de esa manera? ¿Es una forma para que Netflix conquiste otros públicos?

–Sí, sí. Justo. Fue una de las cosas que más me llamó la atención del proyecto. Y el toque de Agatha Christie, el misterio y el drama que genera un asesinato. Creo que la serie también tiene humor y eso nunca está de más. También me gustó el cuidado en la imagen y el vestuario. En EE.UU. películas más clásicas como " Asesinato en el Expreso de Oriente" (2017) tuvieron mucho éxito y me parece que "Alta mar" tiene un tratamiento similar, aunque con su estilo.

–¿Alguna vez viajaste en un crucero de estas dimensiones?

–¡Sí! Hace poco hice un viaje por el Nilo, en Egipto. Así que estuve unos cuantos días en un barco de grandes proporciones. Aunque reconozco que el mar me intimida mucho. Me gusta la playa, pero estar en alta mar, justamente el nombre de la serie, me produce miedo. Me inquieta no saber qué hay debajo de mí. La serie en algún punto también me hizo recordar a "Titanic". Obviamente porque las dos transcurren en un gran barco, pero sobre todo porque esta serie también muestra diferentes clases sociales.

–¿Vas a volver a EE.UU.?

–Sí, seguiré viviendo en Los Ángeles. Volví a España en forma temporaria, para la filmación y la promoción de la serie. Hasta los 19 viví en España, aunque antes ya había filmado en otros países. Pero con la mayoría de edad decidí radicarme en Los Ángeles para poder trabajar más intensamente. Y lo lindo es que, más allá de los proyectos en los que participó en EE.UU., también me llaman para trabajar en Portugal, España y otros países. Así que todo esto para mí es un lujo.

Alta Mar

Creada por Ramón Campos y Gema R. Neira. Escrita por Ramón Campos, Gema R. Neira, Daniel Martín Serrano, Curro Novallas y José Antonio Valverde. Elenco: Alejandra Onieva, Ivana Baquero, Eduardo Blanco, José Sacristán, Tamar Novas y Jon Kortajarena, entre otros. Estreno: viernes 24 de mayo.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N