En febrero, los títeres tienen la palabra

El ciclo Teatro de Títeres y objetos para niños, adolescentes y adultos que presenta el CCC, presenta obras con distintas técnicas, puestas y dramaturgias, realizadas por compañías de prestigio.
14 de Febrero de 2018

El ciclo Teatro de Títeres y objetos para niños, adolescentes y adultos que presenta todos los fines de semana de febrero en el Centro Cultural de la Cooperación, Av. Corrientes 1543. Antes que los chicos comiencen las clases todavía tienen una propuesta distinta para disfrutar en la ciudad de Buenos Aires. Pero los adultos que son público habitual de las artes escénicas y que están abiertos a nuevas formas más experimentales del teatro también tienen la posibilidad de acercarse a este tipo de obras, que los interpela desde otro lugar.

Los títeres tienen la palabra y les hablan a personas de todas las edades. El teatro de objetos trata de dramaturgias con profundas raíces en la cultura popular, que no se restringe a los muñecos articulados sino que incluye diferentes disciplinas como artes visuales, performance, actuación, instalaciones. A diferencia del teatro de actores, que se asienta en el texto dramático, “el títere no es un actor que habla, es una palabra que actúa”, como dice Mauricio Kartun, en uno de sus escritos. Cada pequeño detalle tiene un valor que va más allá del texto. Hasta el mínimo fragmento de la escenografía cuenta una historia.

Tiempo Argentino dialogó con los directores de las tres obras que aún están en cartel. La agenda puede verse al final de la nota.

Ana Alvarado, una de las fundadoras del mítico grupo teatral El Periférico de Objetos y actualmente directora área Teatro, Títeres y Objetos de la Universidad de San Martín (UNSAM), presenta en este ciclo Diarios de 15, al que define como “un espectáculo pensado para adultos pero que los adolescentes disfrutan mucho”.

Diarios de 15 cuenta con una variada gama de recursos técnicos que dieron forma a la obra en función de la narración, el relato dramático, cuenta Alvarado, surge de las memorias de “cada integrante de la Compañía de Titiriteros de la UNSAM, que recreó bajo mi dirección algunos recuerdos, amores, broncas, objetos y músicas que marcaron su adolescencia y fueron puestos en escena a través de la interpretación con títeres y objetos, actuación, imágenes en video, mapping, cámara y circuito cerrado”. La obra se divide en piezas individuales que abarcan una década –de 1970 a 2000– cada integrante de la compañía se hace cargo de una época enmarcando el relato en la realidad política y cultural de esos años.

La obra fue destacada en los Premios Teatros del Mundo en los rubros Diseño Sonoro y Diseño y Realización de Títeres y Objetos y, en los premios María Guerrero, los actores Lucía Arias y Pablo Maidana recibieron el Premio Revelación. “El espectáculo se adapta a distintos espacios. En su estreno se presentó en un espacio expositivo y el público iba encontrándose con cada escena en su recorrido por ese ámbito, en esta oportunidad está planteado para ser visto sentado en la cómoda platea de la Sala Solidaridad”.

Javier García es el responsable de la dramaturgia y dirección de La Argentina en miniatura, una obra para niños y niñas desde los 3 años, pero que los adultos también pueden disfrutar. García cuenta que la obra propone un viaje cultural y turístico por diversos escenarios naturales de Argentina, “se caracteriza por ser una pieza de recorrido, es decir que el público transita por la sala y ve la obra en distintos lugares. Tal cual un viaje por nuestro país. A diferencia del resto de las obras del ciclo está representada por 20 marionetas en miniatura que se espían por una mirilla”.

La particularidad de esta obra es que se utiliza la técnica Lambe lambe, “se trata de espiar por una mirilla la obra representada por títeres y objetos en miniatura dentro de una caja. Además, lo que se ve en cada escenario que se recorre es la vida que le dan los titiriteros a algunas regiones de nuestro país: Buenos Aires, Misiones, Cordoba, Jujuy, Mendoza y Santa Cruz”. Las obras están dirigidas a un espectador por vez, que va rotando por los diferentes escenarios, de esta manera, los espectáculos recomienzan cuando una nueva persona se acerca y le cuentan la historia especialmente a cada uno. En relación con la búsqueda dramática, García explica: “Quisimos darle vida a las leyendas e historias que esconden estos paisajes de nuestro país”.

Otra propuesta para los más pequeños es Beethoven, escrita, dirigida y actuada por Gabriela Marges, quien cuenta que la obra se desarrolla en la casa en miniatura del señor Ludwig Van Beethoven, en escala 1 en 12 cm. “Para la construcción del retablo investigamos el espacio escénico y técnica de manipulación del Teatro Vertep, adaptamos el escenario a la casa de Viena de Beethoven para recrear y espiar su vida a través de las pequeñas ventanas”.

El teatro Vertep (del eslavo antiguo: lugar secreto, gruta, cueva) consiste en un retablo de pequeña escala, con distintos niveles de escenario, los títeres se desplazan por carriles y el titiritero no está a la vista, la acción sucede en las entradas y salidas de los personajes. Los títeres en miniatura tallados en madera fascinan desde el comienzo de los tiempos, creando la ilusión de la animación. “En esa casa, los personajes atraviesan el espacio y el tiempo de vida de uno de los mayores músicos de la historia”. Marcela de Grande, titiritera, es Madame FiFi, “especialista en artes de la música toda, guía imprescindible en el abordaje del genial compositor.

Agenda
DIARIOS DE 15
Sábado 17 y domingo 18 de febrero a las 20hs
Sala Solidaridad.

BEETHOVEN
Sábado 17 y domingo 18 de febrero a las 19.30hs
Sala Tuñón.

LA ARGENTINA EN MINIATURA
Sábado 24 y domingo 25 de febrero a las 19:30hs
Sala Tuñón.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS