En junio la inflación fue menor, pero el salario cayó casi un 9% en un año

Un informe de la UMET dice que la inflación fue del 2,7% en el sexto mes, levemente menor al 2,9% de mayo. El gobierno apuesta a controlar los precios en el marco de la campaña pero todo indica que aun con moderación el dato anual volverá a ser el más alto desde 2002.

(Foto: AFP)
10 de Julio de 2019

Debido a los aumentos de precios el salario cayó en los últimos 12 meses un 8,8% y acumuló una caída del 16,4 por ciento desde diciembre de 2015.

El dato es del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), organismo de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) y fue comunicado este miércoles el informe mensual de inflación de junio.

Según el informe mensual de esa entidad la inflación fue del 2,7% en el sexto mes del año, un número que sigue siendo alto pese a que muestra una leve desaceleración respecto a mayo pasado. En el primer semestre la inflación acumuló un 22,8%, según la misma fuente, mientras que fue del 55,7% en la medición interanual.

El IET de la UMET informó que los rubros con más subas fueron  “Esparcimiento” con un salto promedio del 6,3 por ciento y “Vivienda” (con un 3,7%) atado a las tarifas de gas (8%) y a los alquileres (3%). A la par, “Alimentos y Bebidas” y “Equipamiento y mantenimiento del hogar” subieron a tono con el promedio general un 2,7%.

También hubo subas importantes en “Indumentaria y calzado” (2,3%) y “Otros bienes y servicios” (2,1%). Otros gastos importantes para las familias que subieron fueron “Salud”, con una variación del 1,9% (en junio no  hubo alzas en prepagas pero sí en medicamentos) y  “Transporte y comunicaciones” que remarcó sus valores un  1,4% además de  “Educación” con un aumento del 0,6%.

La estrategia del gobierno nacional es mantener planchado el dólar en el marco de la campaña electoral que lo muestra sin indicadores económicos favorables. Uno de los efectos que busca ese plan es estabilizar la tendencia alcista de los precios al público y moderar la caída del poder adquisitivo. Pero el enfoque de la UMET es que aun “si la inflación fuera del 2,5% mensual en el segundo semestre, a fin de año habría un alza acumulada del 42,4%, lo cual, nuevamente se convertiría en el año más inflacionario desde 1991, quedando sólo por detrás del año pasado que tuvo una inflación anual superior”.

El rector de la UMET, Nicolás Trotta, planteó que entre noviembre de 2015 y junio de 2019 el salario real cayó 16,4%. En ese sentido expresó que “es el del valor más bajo en más de diez años y hay que remontarse a la crisis de 2002 para encontrar una caída superior a la actual”.

Además resaltó que “comparado contra el mismo mes del año pasado, en junio de 2019 el salario real cayó 8,8 por ciento” y explicó que “si bien parece haber dejado de caer respecto a mayo teniendo en cuenta que el dólar pasó de 47 a 43 pesos, el deterioro acumulado es enorme y el más profundo desde 2002”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N