En la puerta de la Comisaría de la Mujer, un policía le disparó a su ex novia para impedir que lo denunciara

El hecho ocurrió en Florencio Varela. La víctima se estaba escapando de su ex pareja, quien era un policía vial de Quilmes y utilizó el arma que le brindó la fuerza.
2 de Febrero de 2018

Un policía bonaerense baleó a su ex novia en la puerta de la Comisaría de la Mujer de la localidad bonaerense de Florencio Varela, donde la chica había ido a denunciarlo por violencia de género. Allí terminó baleado y detenido por otro efectivo que intervino cuando no quiso entregarse.

El jefe de la departamental de Florencio Varela, Fabián Alarcón, informó hoy que el hecho se registró poco antes de las 13 del jueves en la calle Sargento Cabral entre avenida Calchaquí y Camino General Belgrano, donde la joven de 19 años llegó corriendo.

"El personal que estaba de servicio en la Comisaría de la Mujer escuchó una detonación de arma de fuego a escasos metros de la oficina de guardia y, al salir, observó que un masculino venía efectuándole disparos a una femenina que pedía auxilio", contó Alarcón a la prensa.

El jefe policial añadió que el policía salió de la dependencia para corroborar que estaba sucediendo y advirtió que la chica venía corriendo desde el Camino General Belgrano perseguida por un hombre que le efectuaba disparos de arma de fuego.

Al llegar a la puerta de la dependencia, uno de los balazos le impactó a la mujer en una de las piernas, por lo que cayó al piso herida, mientras su agresor continuaba empuñando una pistola.

Alarcón precisó que cuando el atacante vio al policía de guardia le efectuó "al menos dos disparos", por lo que éste "repele la agresión hasta llegar a herirlo en un pie" y "ahí queda este sujeto tendido en el suelo".

"El personal policial que estaba en la guardia auxilió a la mujer quien presentaba una herida en una de sus piernas, redujo al sujeto que a después es identificado como un sargento de esta Policía que estaba de civil", agregó.

El detenido fue identificado como Rubén Darío García, que prestaba servicio en la sección motorizada de la Policía Vial de Quilmes pero actualmente estaba afectado al Operativo Sol en General Lavalle, "al cual en el día de ayer no había concurrido", detalló Alarcón.

Efectivos de la Comisaría de la Mujer le secuestraron inmediatamente el arma al agresor y confirmaron que se trataba de una pistola marca Taurus calibre 9 milímetros, provista al sargento por la Policía bonaerense.

Alarcón sostuvo que "evidentemente, la situación ya se había originado en el domicilio de la joven" de la que García "la venía corriendo desde Camino General Belgrano hacia la dependencia".

El jefe departamental relató que "minutos antes había llegado a la oficina de guardia -de la Comisaría de la Mujer- la madre de esta joven, quien venía a denunciar una situación de violencia y de acoso constante hacia su hija por parte del masculino".

"Según la madre era la primera vez que iba a denunciar a este sujeto. Tuvieron una relación de noviazgo un año y hace tres meses esa situación había terminado", concluyó Alarcón.

Ante este episodio, la Auditoria de Asuntos Internos del ministerio de Seguridad bonaerense dispuso la desafectación del sargento García.

El policía quedó aprehendido a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 descentralizada de Florencio Varela.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS