En todas partes. Por Telma Luzzani, periodista

Columna de opinión.
26 de noviembre de 2016

Fidel no se fue.

Nos dejó palabras y reflexiones para volver a ellos cada vez que la incertidumbre o la desorientación nos perturben el rumbo.

Fidel no se fue.

Vive en la revolución que cambió para siempre a Cuba, una isla a la que le esperaba un destino miserable.

De las muchas historias de vida que pude escuchar en La Habana, en plena década del '90 o "período especial", me impactó la de doña Mercedes. "¿Qué hubiera sido de mi vida sin Fidel?", dijo casi con pánico cuando le pregunté si aún en medio de tantas penurias seguía apoyando la Revolución Cubana. Mercedes, hija de peones de campo que servían a un terrateniente de la caña de azúcar, tenía 12 años cuando triunfó la Revolución. Y me dijo: "Yo veía con pánico cómo mi hermana mayor, que tenía 14, volvía llorando después de acostarse con el patrón cuando él lo exigía. Mi padre callaba y yo sabía que en poco tiempo me tocaría a mí. Éramos todos analfabetos, señorita. Y Fidel me salvó. Yo aprendí a mirar a los ojos sin vergüenza. Aprendí a leer y soy maestra. Mis hijos estudian y nadie los puede humillar. ¿Qué más puedo pedirle a la revolución?".

Vale la pregunta: ¿Qué hubiera sido Nuestra América sin Fidel? ¿Qué de la Revolución Bolivariana y del golpe de 2002 contra Hugo Chávez cuando el cubano le aconsejó: "No hagas como Allende, no te inmoles"? ¿Qué del ALBA y su cooperación centroamericana? ¿Qué de todos los avances soberanos en el siglo XXI? ¿Qué de los miles y miles en África y América que salvaron sus vidas o no quedaron ciegos gracias a la medicina cubana? ¿Qué de los que con el programa "Yo sí puedo" aprendieron a leer? ¿Qué de la Celac, la primera integración continental sin Estados Unidos y sin Canadá? ¿Qué de los acuerdos de paz en Colombia, sin el respaldo Cuba?

Hay quienes querrán decir que se acabó un ciclo.

Para ellos, hay una mala noticia: Fidel no se fue.

Como él mismo dijo alguna vez, refiriéndose al Che: "Un combatiente puede morir, pero no sus ideas. Él estará en todas partes, dondequiera que haya una causa justa que defender." «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual