En un año la canasta alimentaria se encareció seis puntos más que la inflación general

El valor de los bienes que determinan el umbral de la indigencia para una familia tipo ya roza los $18 mil y acumulan una suba del 14,3% en lo que va del año. Un grupo familiar necesitó en abril $42.593 para no ser pobre equivalentes a 2,5 veces el salario mínimo.

(Foto: Xinhua)
20 de mayo de 2020

Las cifras de pobreza de este semestre se conocerán recién el 30 de septiembre. El último dato disponible situó a un 35,5% de la población en esa situación en el segundo semestre de 2019.

Sin embargo, a la luz de la situación que atraviesa el mercado de trabajo, se espera que el porcentaje se aproxime al 45 por ciento de la población.

Es posible que, por el momento, y a diferencia de lo que venía ocurriendo en años anteriores, el factor más dinámico a la hora de explicar el ingreso masivo de trabajadores en esa situación no sea la inflación, que igual persistirá, sino la caída o el congelamiento de los ingresos de los asalariados que resignarán parte de sus salarios por la vía de las suspensiones o, directamente, perderán su fuente de trabajo a través de despidos abiertos entre los empleados no registrados y crecientes retiros voluntarios y cierres de empresas en el sector registrado de la economía.

Con todo, a la luz del valor del salario mínimo vital y móvil que aún está fijado en los $16.845 y la jubilación mínima que, con el reciente aumento del 6%, llegará a $16.864, los $42.593 que necesitó en abril una familia tipo para no ser considerada pobre resultan un valor muy exorbitante. De hecho equivalen a 2,5 veces el salario o la jubilación mínimos.

El incremento de la Canasta Básica Total, según el último informe del INDEC publicado hoy, fue de sólo un 1,4% durante el mes de abril. La suba se ubica por detrás de la inflación general. Sin embargo, la Canasta Básica Alimentaria que mide el umbral de la indigencia, escaló un 3,1% y ya acumula un 14,8% en lo que va del año.

De hecho, los $17.896 que necesitó una familia tipo en abril para no ser considerada indigente, y que se ubican más de mil pesos por encima del salario mínimo vital y móvil, representan un 51,1% más que lo que necesitaban en el mismo mes del año anterior. El dato contrasta con la inflación general interanual que alcanzó en el mismo mes un 45,6%, seis puntos menos.

La canasta de pobreza creció un 44,4% en un año y acumula un 9,3% en lo que va de 2020. La canasta de pobreza creció un 44,4% en un año y acumula un 9,3% en lo que va de 2020.
Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual