Enero culminó con 3600 nuevos despidos

La mayoría se dieron en el sector privado. Según el CEPA, con la nueva ola de despidos, la cifra trepa a los 170 mil en el sector privado desde que asumió Macri.
7 de Febrero de 2017

200 mil despedidos y 45 mil suspendidos acumula el Gobierno de Maurcio Macri desde su asunción hasta el fin de enero. Según el Centro de Economía Política de Argentina (CEPA) detalla en su informe de este mes que los despedidos en el sector privado suman 131.072. lo del sector público 74.625, en tanto que los suspendidos entre ambos sectores alcanzan los 39.369.

En ese escenario la construcción continúa liderando con 60.626 despedidos en función de la paralización de la obra pública, seguido por la rama metalúrgica con 17.567 despedidos y suspensiones (según datos provistos por el secretariado nacional de la Unión Obrera Metalúrgica y relevamientos particulares). En la metalurgia se consideran además despedidos y suspendidos de la siderurgia, de empresas como Siderca de la ciudad de Campana –con importante incidencia de despidos de tercerizados de firmas contratistas junto con retiros voluntarios-. El sector textil ha consolidado el segundo lugar en términos de despidos y suspensiones a enero de 2017.

El sector se ha visto seriamente afectado por caída del consumo local y apertura importadora, por lo que refleja 3.752 despidos y 11.820 suspensiones (se incluyen, entre otros, los casos de Broderie Suizo-Argentina, Felsom, Hilados I y II, TN Planex, Alpargatas, Coteminas, Guilford, Unisol – Puma-). En este caso, distintas fuentes aseguran que la caída efectiva en los puestos de trabajo es incluso más elevada, pero difícil de constatar por el bajo nivel de registro en el sector y la utilización por parte de las grandes marcas de diseño de indumentaria de cadenas de subcontratación provistas por empleo informal y población inmigrante de países vecinos, en sendos casos deliberadamente sin documentar.

El sector automotriz continúa con una cantidad ostensible de despidos y suspensiones. Se produjeron 9.410 bajas laborales (con suspensiones en Fiat, Ford, Scania e Iveco y despidos en Volkswagen, Renault, Ford, Honda e Iveco) al que deben complementarse 1.514 trabajadores despedidos y suspendidos en autopartes (en empresas como Punch Automotive, Kromberg & Schubert, Paraná Metal, Carraro Argentina, Concentric Chivilcoy, Argentoil, Montich y Gestamp, estas dos últimas con suspendidos) y 364 despidos y 1.800 suspensiones señaladas por el SUTNA en el sector neumático (firma FATE y Pirelli). Considerando la suma de todos estos casos, el sector continua en segundo lugar entre despidos y suspensiones.

Por su parte, en el sector del petrolero, los despidos crecieron significativamente y alcanzaron los 8.117 (en empresas como Petrolera del Sur, Tecpetrol, Sipetrol y Petersen e YPF, que se incrementó sensiblemente en diciembre). En tanto que, en electrónica y electrodomésticos las pérdidas de empleo alcanzan a 5.123 despidos y 2.870 suspensiones de trabajadores (con despidos en empresas como BGH, Brightstart, Siam Avellaneda e Iatec y suspendidos en Bambi, GAFA, Longvie, Eskabe, IFSA o ATMA).

En el sector alimenticio vale indicar que se produjeron 7.469 despidos y suspensiones en empresas como Cresta Roja, Havanna, Alco Canale y Cervecería Quilmes, Arcor, Nevares, entre otras. Junto con ello, el sector frigorífico ha alcanzado los 3.071 despidos y suspensiones.

Le sigue el sector energético con 4.042 despedidos (con la observación anterior referida a la empresa estatal Atucha dentro de este rubro). Con 1.848 despidos y 240 suspensiones, la industria del calzado ha sido una de las actividades recientemente más afectada, en empresas como Antequera, Wyler´s; Maincal. Con un impacto similar se observa la producción y venta de materiales para la construcción (Ferrum, Cerámica San Lorenzo, por ejemplo), donde los despidos y suspensiones ascienden a 1.906.

El CEPA señala que los despidos se extienden a casi todos los sectores de la producción y alcanzan también a los Servicios portuarios, Marítimos, Químicos, la industria aeronáutica, la industria láctea, el sector papelero, la industria maderera, el sector plástico, y las curtiembres.

Entre los servicios, se ubican el sector comercio y el sector gastronómico, que representan casi el 50% de los casos. En comercio, los despidos y suspensiones alcanzan a 5.146 trabajadores. A la vez, el sector gastronómico son 2.475 despidos. En ambos se manifiesta un ostensible silencio de las conducciones sindicales respecto de la bajas en el empleo. Por otro lado, en las empresas de medios de comunicación (Grupo 23, Deport TV y 360 TV, La Mañana de Córdoba, Diario Uno, Canal 13 de Santiago del Estero, Buenos Aires Herald, El Ciudadano, entre otros) los despidos y suspensiones, totalizan 2.649 trabajadores.

En el sector transporte los despidos y suspensiones ascendieron a 1.167. En telecomunicaciones los despidos llegaron a 970, mientras que en el servicio de call center hubo 530 casos. Finalmente, en juegos de azar se contabilizaron 452 despidos (Casinos de Mendoza, Ibiza), en el rubro Seguridad son 412 los casos, en servicios ferroviarios los despidos denunciados por la Unión Ferroviaria y Consulting Rosario totalizan 355 trabajadores, y en las empresas de Servicios Públicos de Energía Eléctrica se produjeron 262 despidos .

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS