Aumenta el transporte: el boleto mínimo de colectivo pasa a $11

El pasaje sube 1 peso en la primera tanda de incrementos previstos por el Ministerio de Transporte. También sube el tren 75 centavos y pasará a costar hasta $7,50.

(Foto: Mariano Martino)
14 de Agosto de 2018

A partir del miércoles, viajar en transporte público será más caro. Tal como lo había establecido el mes pasado el ministro de Transporte Guillermo Dietrich, los transportes tendrán la primera de tres cuotas mensuales de ajuste. El boleto mínimo de colectivo pasará a $ 11; los trenes Mitre, Sarmiento y San Martín, a $ 7,50; los trenes Roca y Belgrano Sur, a $ 4; el Belgrano Norte, a $ 3,75; y el Urquiza, a $ 4,25.

El Gobierno de Cambiemos había aumentado durante 2016 un 100% el mínimo de colectivo (pasó de $ 3 a $ 6) y poco más de ese porcentaje en trenes. Durante 2017, por cuestiones electorales, congeló una nueva suba. En el primer semestre de 2018, volvió a la carga con nuevos aumentos, en torno al 66%, bajo la promesa de no volver a ajustar en este año. Sin embargo, en el segundo semestre las subas anunciadas son del 30%, en tres tramos (agosto, septiembre y octubre).

Desde la asunción de Cambiemos, el mínimo de colectivo sufrió una suba del 333 por ciento, contra una inflación aumulada del 103% en el mismo período. Las tarifas de colectivo terminarán 2018 con un 116% de aumento; los trenes San Martín, Sarmiento y Mitre, 118%; Belgrano Norte; 137%; Roca y Belgrano Sur; 175%; y Urquiza; 159%. Se espera que la inflación finalice el año entre el 30 y el 35 por ciento.

En septiembre, el boleto mínimo de colectivo pasará a $ 12; los trenes Mitre, Sarmiento y San Martín, a $ 8,25; los trenes Roca y Belgrano Sur, a $ 4,75; el Belgrano Norte, a $ 4,25; y el Urquiza, a $ 5.

En octubre, el boleto mínimo de colectivo pasará a $ 13; los trenes Mitre, Sarmiento y San Martín, a $ 8,75; los trenes Roca y Belgrano Sur, a $ 5,50; el Belgrano Norte, a $ 4,75; y el Urquiza, a $ 5,75.

Para el subte y el Premetro, en tanto, están vigentes las tarifas de $ 12 y $ 4, respectivamente. Representan aumento en torno al 60%.

“Todavía no hay nada”, había dicho Dietrich el 26 de julio último. El 27, anunció los aumentos. Ese nivel de hermetismo manejó el Gobierno con respecto a la segunda tanda de subas. Sin embargo, el primero en deschabar que habría un segundo round había sido Federico Sturzenegger, quien en una conferencia sobre metas de inflación confesó contemplar nuevas subas en transporte. “Puede ser”, había respondido ante la pregunta concreta.

Los peajes también aumentan

En esta última semana, se celebró la audiencia pública para determinar el aumento de entre el 20 y el 25 por ciento en los peajes de la autopista Buenos Aires – La Plata.

De concretarse el pedido de las concesionarias, de los 40 pesos que pagan hoy, los autos pasarán a pagar $ 50. En horas pico, en lugar de los $ 50 que se pagan en la actualidad, se pagarán $ 64.

Las naftas buscan “actualizar” los precios

El precio del combustible se define por tres variables principales: el dólar, la cotización internacional del barril de crudo y el costo del biodiésel. Los principales jugadores del sector, tanto petroleras como estacioneros, entienden que hay un atraso en el precio, que oscila entre el 20 y el 40 por ciento, y que esperan que se actualice gradualmente, mes a mes, hasta fin de año. Además, la disparada del dólar de las últimas horas incrementará ese atraso.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS