Escribió una carta contra el cierre de escuelas en el Delta y la echaron

Recibió el telegrama luego de que contara su experiencia como docente en las islas de San Fernando.
8 de Marzo de 2018

El 16 de febrero una maestra del Delta de San Fernando escribió una carta pública, que se hizo viral, contado su pesar por la determinación de la gobernadora María Eugenia Vidal de cerrar ocho escuelas. Nadia Emilse Minghetti contó sobre el esfuerzo, sobre el compromiso, sobre las dificultades que enfrentan los docentes día a día en esos establecimientos. La respuesta de la gobernadora no se hizo esperar y, en lugar de felicitarla por su tremendo coraje, decidió despedirla.

En la carta, Nadia se pregunta si a alguien le importa si “un par de pibes y pibas perdidos entre los ríos no van a la escuela”, e ironiza con maestría sobe la posición detrás de la decisión de cerrar escuelas: “¿Para qué quieren estudiar si pueden ir a cortar caña o juncos como hicieron sus papás y sus abuelos?”

Pero el relato de Nadia va más allá, anuncia y es probable que las anécdotas y reflexiones que conmovieron a miles de lectores hayan resultado inaceptables para la gobernadora Vidal. Por ejemplo, explica que las escuelas del Delta no son como cualquier otra sino que se trata de “un punto de encuentro, un lugar de reunión donde confluimos todos, padres, profes y alumnos. Donde se trabaja desde otra perspectiva, donde si el río sube por la sudestada, la clase sigue en la lancha, mirando carpetas entre mates con el ruido del motor taladrando la cabeza.”

Podés leer la carta completa en: “¿Para qué quieren estudiar si pueden ir a cortar caña o juncos como hicieron sus papás y sus abuelos?”

Una de las historias que narra en la carta es de cuando su alumno Ezequiel, de 12 años “se cortó las venas y no paraba de sangrar. Dejando a los otros alumnos a cargo de la portera, me fui con el lanchero a la salita del río que quedaba a 15 minutos lo más rápido que la colectiva podía dar levantando los brazos de Ezequiel y manteniéndolo despierto para que no muriera desangrado. Sola con ese pibe en la salita mientras lo cosían... ese día cuando llegué a mi casa me desmayé.”

La medida del gobierno de la provincia de Buenos Aires finalmente pasó de intentar cerrar 8 escuelas a cerrar 2, lo que afectará a unos 15 chicos, que deberán pasar a otro establecimiento.

La foto que ilustra la nota la presentó la propia Naida y la relata así: “La foto la sacó Mario Sadras, otrora director de la escuela, mientras la profe no se daba cuenta y se dormía sin terminar de corregir, abrazada a ese alumno de 3° grado que estaba fundido luego de un arduo día de escuela”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS