Espionaje Ilegal: el exjefe de Operaciones de la AFI fue indagado por su rol en los 'Súper Mario Bros'

Alan Ruiz, ex titular de Operaciones de la AFI, declaró este lunes por Zoom ante el juez Auge. Se negó a responder preguntas y presentó un escrito en el que desconoció los chats con otros espías.  

6 de octubre de 2020

Uno de los principales imputados por espionaje ilegal durante el gobierno de Cambiemos, el ex agente de inteligencia Alan Ruiz, denunció que “no están brindadas las garantías constitucionales del debido proceso y derecho de defensa en juicio para que pueda prestar libremente” su declaración de defensa en el marco de la causa que tramita ante los tribunales federales de Lomas de Zamora.

Mediante un escrito que acompañó a su comparecencia por el sistema informático Zoom ante el juzgado – en la que se negó a responder preguntas -, Ruiz rechazó las imputaciones en su contra: “Jamás brindé ni recibí instrucciones de llevar a cabo tareas de inteligencia y/o espionaje en infracción a la ley de inteligencia”.

Ruiz ingresó a la Agencia Federal de Inteligencia en mayo de 2018 a instancias de la ex subdirectora de la central de inteligencia Silvia Majdalani, y permaneció en ese cargo hasta finales de 2019. En ese lapso, fue sindicado como el jefe de un grupo de espías que operaban en el contexto de un grupo del programa de comunicaciones por chat WhatsApp, identificado como “Super Mario Bross”.

También podés leer: Marcha atrás del ex espía Alan Ruiz: se desdijo de su declaración y desvinculó a Majdalani

Otros imputados, entre ellos los también exespías Leandro Araque, Facundo Melo y Jorge “El Turco” Sáez, lo señalaron como quien daba las órdenes para las tareas de inteligencia ilegal sobre políticos afines y adversarios, desde el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta hasta la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

...

“Niego terminantemente haber obtenido información, producir inteligencia y almacenar datos sobre personas por el hecho de su raza, fe religiosa, acciones privadas, opinión política etc., y/o con el objeto de influir en la situación institucional, política, social, económica, en la vida interna de los partidos políticos legalmente constituidos, en la opinión pública, en personas, en medios de difusión o asociaciones o agrupaciones legalmente constituidas”, sostuvo Ruiz en el escrito.

Con la defensa del abogado Leandro Emsani, Ruiz se quejó porque no se le permite compulsar la totalidad de la prueba en su contra, especialmente “los legajos formados de las supuestas víctimas”.

En ese contexto, desconoció “las extracciones de diálogos y/o copias de chats” que fueron extraídos de los teléfonos de otros exespías, y en virtud de los cuales el primer juez de la causa, Federico Villena, había ordenado su detención.

“Lo desconozco por completo. Nada de ello fue extraído de mi teléfono celular, por lo cual no puedo corroborar que efectivamente haya participado de los diálogos en cuestión. Mucho menos de copias de pantalla de supuestas conversaciones que habría mantenido vía WhatsApp”, resumió.

La declaración complementó a la audiencia por Zoom en la que Ruiz permaneció con la cámara apagada, una medida dispuesta por el juzgado a cargo del juez Juan Pablo Augé para proteger la identidad de los agentes que pertenecieron a la AFI.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual