Ex directivos del Senasa denuncian un "desmembramiento sistemático" del organismo

Ex presidentes y ex vicepresidentes del organismo advirtieron que se lo está "dejando inerme" y "sin herramientas para cumplir sus funciones".
2 de Mayo de 2018

Tras la justificación del ministro de Agroindustria, Miguel Etchevehere, de los despidos en el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), los ex presidentes y vicepresidentes de la entidad le escribieron una dura carta pública para advertir que a partir de los recortes “no se pueden dar garantías sanitarias nacionales o internacionales”.

La misiva firmada por los ex presidentes del Senasa, la ingeniera Diana Guillen y Jorge Amaya, y los vicepresidentes, ingenieros Carlos Casamiquela y Carlos Paz advierte que “no se construyen estados de reconocimiento sanitario y fitosanitario”.

“Hasta este momento, lo único que se observa es despido de personal calificado en funciones específicas. ¿Qué tipo de servicio se pretende con estas acciones? Primero se desfinanciaron programas, luego se dieron de baja aranceles por servicios prestados al sector privado y se limitó el financiamiento del organismo fijado por ley, ahora se despide personal”, criticaron los ex altos funcionarios del organismo. 

El ministro de Agroindustria defendió este fin de semana, en declaraciones radiales, la decisión de despedir a 543 trabajadores de su área al sostener que "es perfectamente legal, está dentro de la ley, y es una de las cosas que puede ocurrir". En respuesta, los profesionales le advirtieron que “los despidos sin dar cumplimiento a las normas vigentes, sin comunicarlo fehacientemente a las personas afectadas, enterándose por listas que circulaban en las redes sociales, o sin dejarlos ingresar a su lugar de trabajo, caracterizan malos tratos laborales”. “Nos preocupa ver de qué forma se deja inerme al Organismo. Porque los despidos que se están produciendo no solo dejan a personas y familias desguarnecidas, con la consiguiente falta de posibilidad de llevar una vida digna, sino que también deja al SENASA sin las herramientas que necesita para cumplir sus funciones”, criticaron.

Los ex directores recordaron que se fiscalizaron durante el año 2017 los productos del mercado interno, los resguardos de los estatus sanitarios y fitosanitarios nacionales y regionales, y la inocuidad de los alimentos que consumen los ciudadanos. Adicionalmente, el SENSASA fiscalizó exportaciones por 65 millones de toneladas de cereales y oleaginosas, 15 millones de toneladas de frutas y verduras y 1 millón y medio de toneladas de productos de origen animal.

También podés leer: Se acentúa el riesgo sanitario tras despidos en el Senasa

“Con gran preocupación vemos un desmembramiento sistemático de áreas estratégicas del organismo. Por nuestra experiencia podemos decir con certeza que no se desmiembra o destruye solo cerrando áreas”, señalaron y recordaron: “Es un servicio integrado por personas idóneas, por eso puede dar garantías a nuestros consumidores nacionales, así como a los consumidores internacionales”.

“La complejidad de las funciones, normas y controles que lleva adelante el SENASA no se cumplen al azar, se cumplen porque detrás de cada norma, detrás de cada control, hay personas, funcionarios, trabajadores que se han formado en el propio Organismo”, advirtieron. 

“Señor Ministro, se puede pensar que basta con reemplazar cada trabajador echado por alguien nuevo. No es así, se están echando trabajadores de 5, 10 o más años de trabajo. Se están echando profesionales, técnicos y administrativos idóneos formados durante 5, 10 o más años, en tareas específicas, que no se aprenden fuera del lugar del trabajo, ni en la actividad privada”, criticaron.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS