Favorecen a la familia real española para blanquear millones de euros ocultos

Los Papeles de la Castellana, revelados a través del sitio Filtrala.org, exponen a familiares del rey emérito Juan Carlos, así como a empresarios y funcionarios, que se acogieron a la amnistía fiscal del gobierno. Declararon dinero oculto en paraísos fiscales pagando un tributo muy inferior al 10% establecido originalmente en la ley de blanqueo de España.
La filtración de miles de documentos fiscales generó un cisma en España y compromete a la familia real, a altos funcionarios y acaudalados empresarios, a pocas semanas de las elecciones generales. Los Papeles de la Castellana revelan maniobras millonarias de elusión fiscal a través de 38.598 documentos secretos reunidos por el sitio filtrala.org –suerte de WikiLeaks hispano– y puestos a la luz desde la última semana por sus medios asociados Eldiario.es, La Marea y Diagonal.
“En los documentos hay nombres de personas, de empresas y cifras de dinero que revelan más de 150 millones de euros regularizados gracias a la amnistía fiscal y activos ocultos a través de Suiza, Bahamas, Bermuda, Panamá, Islas Vírgenes, Liechtenstein, la Isla de Man y otros paraísos fiscales”, explicita filtrala.org.
Se trata de una filtración de “más de 15GB procedente de expedientes de una asesoría tributaria sita en el Paseo de la Castellana en Madrid”. Los archivos revelan “las fórmulas que han utilizado grandes fortunas, empresarios, funcionarios públicos y familias notables para ocultar su patrimonio o evitar el pago de impuestos”.
Aunque se refiere sólo a España, el caso se emparenta con los Panamá Papers, y de igual manera permite conocer el uso escandaloso de cuentas offshore en paraísos fiscales y testaferros para administrar dinero turbio, aunque aún no está resuelta la posible ilegalidad de las operaciones, que fueron beneficiadas con un blanqueo impuesto por el gobierno de Mariano Rajoy hace cuatro años.
Las pruebas se irán publicando por entregas a lo largo del mes de junio. En la primera, del martes 7, se reveló que cuatro familiares del rey emérito Juan Carlos I, todos en la línea sucesoria a la corona, se acogieron en 2012 a la amnistía y lograron regularizar en total 4.000.816 euros ocultos en el banco suizo Lombard Odier. La infanta de España Alicia de Borbón Parma, su hijo, el infante Carlos de Borbón-Dos Sicilias y dos de sus nietos pagaron por esas fortunas sumas irrisorias al fisco, como parte de la amnistía. “Esa rama de la saga de los Borbón pagó 73.437 euros en impuestos por hacer aflorar ese dinero escondido en una sucursal de Ginebra. La cuota abonada a Hacienda representa sólo el 1,84% de los fondos que guardaban esas cuentas secretas”, dice el informe.
En una entrega posterior, se reveló que los hermanos Jorge y Antonio Gallardo Ballart, dos de las mayores fortunas de España y máximos accionistas (66%) de laboratorios Almirall, blanquearon 113 millones de euros que estaban ocultos en varias cuentas de Suiza a través de dos empresas de Panamá, y tributaron sólo el 2,4% al fisco. En principio, la amnistía establecía un tributo del 10% del dinero oculto, pero una cláusula posterior lo redujo a menos del 3% beneficiando a grandes tenedores. 
Los Papeles de la Castellana dan cuenta de más de 200 millones de euros no declarados. Al menos cerca de 154 millones “fueron regularizados en la amnistía fiscal, lo que supone un 0,4% de todo el dinero amnistiado por el Gobierno”, apuntan los informes y advierten que “lo que vamos a ver será la punta del iceberg de la amnistía fiscal”.

Filtrala.org es un proyecto independiente que forma parte de la red internacional de la Associated Whistleblowing Press (AWP), una ONG sin fines de lucro con sede en Bélgica. Con sus medios colaboradores –eldiario.es, La Marea y Diagonal– habilita un buzón seguro para que cualquier ciudadano pueda filtrar documentación confidencial en forma totalmente anónima. Por ello, quienes reciben la información pasan meses verificando su autenticidad hasta considerar publicarla. «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS