Festival de cine de Venecia: un gran programa con presencia de tres films argentinos

El film Acusada, del joven Gonzalo Tobal, será parte del concurso y competirá con obras de los hermanos Coen, Mike Leigh y Olivier Assayas, entre otros, mientras que por fuera se exhibirán los últimos trabajos de Pablo Trapero y Gastón Duprat, además de varios documentales y coproducciones. El festival se realizará entre el 29 de agosto y el 8 de septiembre.

Por Ernesto Pérez - Para Tiempo Argentino, desde Roma
25 de Julio de 2018

El Festival de Venecia celebra su edición de diamante con un mayúsculo programa donde en la sección oficial, en concurso y fuera de él, figuran tres largometrajes argentinos y dos mexicanos que se codearán con lo mejor del cine internacional, con los últimos trabajos de los hermanos Joel y Ethan Coen, Damien Chazelle, Mike Leigh, Olivier Assayas, Jacques Audiard, Luca Guadagnino, Yorgos Lanthimos, Mario Martone, László Nemes y Julian Schnabel.

La presencia argentina está asegurada con Acusada,  la segunda obra del joven realizador de 37 años, Gonzalo Tobal, en concurso, y la exhibición, fuera de él, de los últimos trabajos de dos directores ya afirmados como Pablo Trapero con “La quietud” y Gastón Duprat con “Mi obra maestra”.

El seleccionador Alberto Barbera puede muy bien sentirse orgulloso de su programa que, después de un Berlín somnoliento y un Cannes agitado por la negativa de admitir a concurso algunos films de Netflix (que puntualmente se verán en Venecia), hacen del festival de la ciudad lagunar el más prestigioso y mejor concurrido del año. Sobre todo de parte de los productores de Hollywood que aprovechan para lanzar aquí los films que luego concursarán para los Oscars como bien ha ocurrido en los últimos cuatro años cuando tuvieron su estreno mundial  “Birdman”, “Gravity”, “La La Land” y “The Shape of Water” todos premiados con la mayor estatuilla.

Al presentar en Roma el programa oficial del la 75ª. Mostra, que se realizará entre el 29 de agosto y el 8 de septiembre, Barbera sostuvo que “en este momento el cine argentino es el más innovador e interesante de toda América y el que más ha sabido renovarse generacionalmente”. Y en efecto, nunca antes en la historia del Festival el cine argentino había estado tan bien  representado no solo en la más importante de las secciones sino también en las muestras paralelas, como lo demuestra la inclusión del documental de Gastón Solnicki “Introduzione all’oscuro”, el corto “Los bastardos” de Tomás Posse, el corto de Realidad Virtual “Metro veinte: Cita Ciega” de María Belén Poncio y las coproducciones ”El Pepe, una vida suprema” de Emil Kusturica y “La noche de 12 años” de Alvaro Brechner, ambos centrados en la figura del ex presidente uruguayo José Mujica

El único candidato argentino en concurso, Gonzalo Tobal, y su film  “Acusada”, protagonizado por Gael García Bernal, Leonardo Sbaraglia y Mariana Espósito, deberá medirse con titanes del cine como los hermanos Coen con su western Netflix “The Ballad of Buster Scruggs”, el inglés Mike Leigh con “Peterloo” sobre una masacre del siglo XIX olvidada en su país, el griego Yorgos Lanthimos con “The Favourite” sobre la rivalidad de dos favoritas de la reina Ana de Inglaterra a principios del siglo XVIII, el húngaro Lászlo Nemes (El hijo de Saul) con “Napszallta” (Ocaso) ambientado en vísperas de la primera guerra mundial, los franceses Olivier Assayas con un cuadrilátero amoroso en época digital en “Doubles vies” y Jacques Audiard, con su western europeo “The Sisters Brorhers” y el italiano Luca Guadagnino, con su versión nada respetuosa del clásico del horror de Dario Argento “Suspiria”.

Damien Chazelle, director de “La La Land”, vuelve a inaugurar la Mostra con “First Man” sobre el astronauta que puso por primera y única vez pie en la luna, Alfonso Cuarón presenta su autobiografía “Roma” (que estaba prevista para Cannes) mientras Guillermo del Toro será el presidente del jurado.

PRESENCIA ESTADOUNIDENSE

Y si esto parece poco ahí está el resto del batallón norteamericano, llegado a Venecia casi como fuerza de ocupación con “The Mountain” de Rick Alverson y “Vox Lux” de Brady Corbet, los ingleses Julian Schnabel y Paul Greengrass, respectivamente con “At Eternity’s Gate” con Willem Dafoe en el rol de Vincent Van Gogh y con “22 July” sobre la masacre del 77 adolescentes noruegos a manos de un delirante neonazi, los italianos Mario Martone con “Capri-Revolution”, un experimento pre-hippie en la Capri de vísperas de la primera guerra mundial, el exiliado en Estados Unidos Roberto Minervini con “What You Gonna Do When the World’s on Fire” y el mexicano Carlos Reygadas en su debut veneciano (era abonado a Cannes) con el simil autobiográfico “Nuestro tiempo” con el mismo Reygadas, su mujer y su hija en los roles principales.

Y no hay que olvidar al alemán Florian Henkel von Donnersmarck que doce años después de su  aplaudido “La vida de los otros” vuelve al cine con “Werk Ohne Author” (Obra sin autor) sobre la vida en las dos Alemania desde el fin de la segunda guerra mundial hasta la caída del muro de Berlín, la australiana Jennifer Kent con “The Nightingale”, violencia y venganza en la Australia del siglo XIX, el francés David Oelhoffen y su policial “Frères ennemies” (ex Térritoires) y por último el japonés Shinya Tsukamoto con “Zan” (Matanza) destinado a quien ama los films de samuráis.

Entre los films fuera de concurso cabe destacar la presencia de los argentinos Pablo Trapero y Gastón Duprat, ya premiados en Venecia, el primero por su ópera prima “Mundo grúa” en la Semana de la Crítica en 1999 y con el León de Plata a la mejor dirección por “El clan” en 2015, y el segundo con la Copa Volpi al mejor actor para Oscar Martínez por “El ciudadano ilustre” del 2016, que traen  respectivamente “La quietud” y “Mi obra maestra”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS