Finaliza el viernes el juicio por el Operativo Independencia

Durante las últimas jornadas se escuchó a la defensa y a los imputados quienes reivindicaron su rol de "salvadores de la Patria" contra la subversión.
15 de Septiembre de 2017

El juicio por la megacausa del Operativo Independencia está atravesando su etapa final que culminará el viernes a las 15 cuando se dé a conocer la sentencia.

Durante la jornada del jueves se realizaron los alegatos por parte de la defensa de los 17 imputados en la causa.

La defensa integrada por Adolfo Bertini, Vanessa Lucero y Martín Galliano luego de realizar un repaso por los diferentes casos, pidió absolución de quince de los imputados y desconocieron la condición de lesa humanidad de los delitos, por lo que se tratarían de delitos ya proscriptos.

La sala del Tribunal Oral Federal permaneció ocupada el jueves los familiares de los imputados entre los que estaba el candidato a concejal Ricardo Bussi. En cada cuarto intermedio, los familiares se reunían a cantar la “Zamba del preso político”, con letra de los familiares e imputados con la melodía de la “Luna tucumana”.

Mientras que los acusados lucían un cartel en sus manos con el texto “Honor y gloria a los combatientes del Operativo Independencia”.

En la segunda parte de la jornada se escucharon a los imputados miembros del Ejército, Jorge Lazarte, Enrique del Pino, Jorge Capitán, Néstor Castelli, Roberto Abba, y de la policía Pedro López, Omar Parada, José Cuesta, Camilo Orce, Luis de Cándido y Miguel Ángel Moreno.

Lazarte dijo que “es inconcebible e inadmisible” la culpabilidad y que “no se investigó o no se sabe investigar” y que la fiscalía optó por el menor esfuerzo. “La fiscalía ha evidenciado desconocimiento y mala fe”. Además apuntó contra los testigos afirmando que tenían crediblidad dudosa.

Por su parte Enrique Del Pino lamentó las víctimas muertas y desaparecidas “en confrontación”. “Nos hicieron creer nuestros mandos, el Gobierno y la sociedad que éramos los salvadores de la patria. Nadie cuestionó los decretos que ordenaron aniquilar a las fuerzas subversivas”, dijo. “Deseo que encontremos la paz, debemos evitar condenas injustas”, agregó.

Jorge Capitán, miembro del ejército negó haber estado en Famaillá y por ende negó su participación en todos los casos, y dijo que “fue víctima de falsas acusaciones”.

También parte del ejército, Néstor Castelli, dijo “Traté de morigerar el padecimiento de los detenidos y paliar el sufrimiento humano.”

En su testimonio final, el ex militar y ex Fiscal de Estado Roberto Abba habló de venganza por parte de la fiscalía y agregó que descontextualizaron los hechos. “Pido que este tribunal pueda ponerle coto a este ministerio desbocado y militante”.

Pedro López dijo durante su testimonio que es un hombre de bien que “hace 41 años cumplió ordenes de la presidenta de la Nación y de sus superiores”. Agregó que es “soldado de la Patria y que “lo peor de la guerra no es perderla, si no sentirse abandonado por toda la conducción”.

Parada se quebró en el momento de su testimonio e insistió que “salvamos la Patria como creemos que debíamos hacerlo”.

Luis De Cándido en una corta intervención dijo que “le dolía la traición de sus propios compañeros”, luego de que él haya luchado por la Patria.

Entre los testimonios destacados estuvo también el de a Migue Ángel Moreno, quien dijo que “los padres de los guerrilleros son los responsables de lo sucedido, por la crianza, y ahora está sucediendo lo mismo porque la señora ex Presidenta está volviendo a lo mismo. Los han mandado a los hijos al monte”, afirmó mirando a los fiscales. “Fui a un lugar donde actuaba el ERP, unos atorrantes. Nunca me gustó los procedimientos en las casas, donde se veía llorar a las criaturas”, expresó.

También agregó que él fue convocado por Adel Vilas para que luchara contra la subversión. “Dicen que Moreno es entregador pero yo trabajaba en inteligencia”, dijo enfáticamente.

La Fiscalía había pedido perpetua para Albornoz, De Cándido, Sánchez, Moreno, Vila, Castelli, Lazarte, Capitán, Del Pino y Parada; tres años para Cuesta; 20, para Jodar; 18, para Orce; siete para Figueroa; 13, para López; 12, para Svendsen; y 18, para Abba.

En el proceso judicial se investigaron a 17 imputados, por 271 víctimas y pasaron alrededor de 400 testigos. 

Este viernes desde las 15, se conocerá el fallo. Desde temprano, organismos de Derechos Humanos y organizaciones políticas y sociales estarán siguiendo la lectura del fallo y luego realizarán una marcha hacia plaza Independencia.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS