Florentino: un recorrido mágico y misterioso

En El camello viaja en tren, su quinto disco, el músico explora el universo instrumental y lo acompaña con una propuesta audiovisual.

14 de septiembre de 2020

Un disco y un hijo son parte del resultado que, por ahora, se lleva Florentino de esta pandemia. Claro que el hijo (el segundo) es previo, pero el disco El camello viaja en tren es totalmente idea y producción en tiempo de aislamiento. “Se me ocurrió hacer algo distinto con mi quinto disco: un disco  instrumental que tenga que ver con un viaje en tren, que después iba a ser acompañado con imágenes y vídeo.” Lo del viaje en tren es porque al terminar su disco anterior (Sobre el río y más allá, 2017), empezó a tirar ideas: “Grabo en mi casa, produzco desde acá”. De ahí, las puso en el teléfono y las escuchó en sus habituales viajes de Tigre a Capital, y vuelta. O sea, de la casa al trabajo, y del trabajo a casa. “En estos días me compré una pedalera de loops y un sintetizador, y empecé a jugar con cosas que había abandonado durante mucho tiempo. Y empezó a tomar forma.”

El camello viaja en tren también es un disco para ver. Un álbum instrumental, audiovisual y conceptual sobre un viaje en tren, armado en 8 videocanciones, donde cada tema es un tramo del viaje. “El disco tiene esa doble forma de vivirlo que es escucharlo y verlo, y después voy subiendo a YouTube un single por semana en el orden del disco: cada tema tiene sus propias animaciones, hasta llegar hasta el fin del viaje va sucediendo de semana a semana y esas imágenes son de cada viaje en tren escrita.”

“Lo visual lo vi como parte de este primer trabajo instrumental que hago -explica-. Que el disco también te llamara la atención desde lo visual, como si el tren fuera la voz de un cantante que cumple el rol de lo que pueda ser un cantante en una banda, y te lleva. Quería que no sólo fuera atractivo escucharlo con auriculares en la casa, sino también ponerlo en la tele y ver los dibujos que van pasando y te van llevando por un paisaje por un camino.”

El camello viaja en tren (Full album) por Florentino from Planeta del Cangrejo on Vimeo.

Y cada uno de esos temas/ tramos, responde a géneros y estilos musicales distintos: rock, psicodelia, samba, bossa-nova, entre otros que, como se ve, tienen un marcado peso de la música de Brasil. “Todo mi proyecto musical tiene una referencia importante en la música brasileña de los 60; mi segundo disco se llama La Banda Floricalista (2011), que juega un poco con el nombre de la Banda Tropicalista de Rogerio Duprat, que era productor y compositor. De una forma u otra siempre se termina colando en este disco: el último tema del disco, Dual, es de Pedro Santos, que era un  percusionista y compositor que diseñó sus propios instrumentos y sacó un solo disco en el 69 que se llama Krishnanda. Hice una interpretación un poco más actual, más moderna, así que es como una marca que tengo ahí constantemente.”

Y dice que si bien él prefiere esa etapa de la música brasileña, cree que la actual no es mala como sostienen algunos, sino que más bien se debe a una falta de interés local en la música del país vecino. “Como soy un gran investigador, descubro cosas increíbles actuales de Brasil. El hijo menor de Caetano Veloso tiene una banda muy buena que se llama Donica, otra que se llama O Terno, que es una propuesta un poco referencial con la 60 y 70 de Brasil.”

Sus viajes a Capital obedecen a su trabajo como diseñador gráfico. Artífice de las tapas de todos sus discos, en El camello viaja en tren hay reminiscencias a la gráfica de los primeros discos de Os Mutantes, y en sus videos también se puede ver a Florentino de viaje, en tren y filmando. “Sí, no me es ajeno viajar y filmar: el viaje siempre forma parte de la música y viceversa. Soy de sagitario y me encanta viajar. Me inspira a crear música nueva y el paisaje también. El tren de mi disco es diseño mío, que es mi otra gran pasión. En estos proyectos es donde puedo volcar las dos pasiones.”

Florentino representa el caso de los que pueden contar otra cara de esta pandemia. “El 4 de abril nació y estuve todo el tiempo laburando en lo mío, así que no me puedo quejar. Toda la primera parte estuve adentro, de hecho mi hijo conoció a sus abuelos a los dos meses. No ver a nadie me vino bien a nivel laboral, familiar y creativo. Hice un montón de cosas, aproveché el tiempo al máximo y en mi caso puntual, que el trabajo depende las ideas que pueda generar, me hizo salir a crear cosas nuevas. El disco es una de las tantas cosas que hice en este tiempo.”

Un disco que debe su nombre a “una especie de alter ego: el camello es como me llama un grupo selecto de amigos. Así que quise jugar con eso y con los cuentos que les leo a mis hijos, tipo Federico va al zoológico. Es un juego entre el título de un cuento infantil y un personaje, que vendría a ser yo”. Un lindo viaje.


El camello viaja en tren. Disco instrumental y audiovisual de Florentino, disponible en Spotify y YouTube. Cada semana, un tema nuevo con una historia visual diferente. Esta semana, Escherichia Collins.

Tiempo Audiovisual

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS