"Francisco utiliza muy bien la política"

El Teólogo Rubén Dri analiza la canonización de la Madre Teresa y cómo se usan estas medidas en el juego de poder.
5 de Septiembre de 2016

“La Santificación de la Madre Teresa es parte de una política eclesiástica que lleva adelante Francisco”, comentó a Tiempo el teólogo Rubén Dri al analizar la canonización de la Madre Teresa de Calcuta. El Licenciado amplió el concepto al sostener que la decisión del Papa, tiene correlación con “su política respecto a la pobreza, a los curas villeros". "Es un caso ejemplar de asistencialismo pleno para combatir la pobreza y sin cuestionar el origen de la misma”, contó el docente entrerriano.

“A mí me generó una sensación ambivalente la canonización de la Madre Teresa de Calcuta. Porque el sistema capitalista debería multiplicar las madres Teresas de Calcuta", afirmó Dri, quien atribuyó esa necesidad ante la "dominación capitalista y liberal que es la que genera pobres en el mundo". "Por lo tanto, en parte, es contradictorio, pero tiene que ver con la política eclesiástica adoptada por el Papa Francisco", manifestó el docente al analizar la decisión del Vaticano.

"Francisco utiliza muy bien la política", afirma el teólogo y argumenta sus dichos al sostener que necesita del apoyo distintas congregaciones. "Por eso es capaz de canonizar tanto a Juan Pablo II, como a Juan XXIII, que son totalmente distintos. Incluso en México le recriminan mucho que cuando fue, no haya condenado a los legionarios de Cristo Rey, que está confirmada su total corrupción”, reflexionó a la vez que resaltó las iniciativas de Francisco porque “tomó muchas medidas que favorecen a los movimientos sociales”.

"Quien nos abrió los ojos de que es una política eclesiástica fue Juan Pablo II, quien canonizó al fundador del Opus Dei (San Josemaría Escrivá). Su canonización, en la que no se respetaron todos los requisitos jurídicos, fue parte de la sustitución de los jesuitas, que es la congregación más poderosa y que pasó a ser cuestionada por Juan Pablo II", analiza Dri, quien reconoce que la mayoría son procesos muy largos, que muchas veces no llegan a término y que otras, logra comprobaciones después de mucho tiempo.

“Un caso ejemplar es el de Ceferino Namuncurá. Un Mapuche educado en colegios salesianos, que fue a estudiar a roma la carrera sacerdotal y no pudo cumplir su propósito por su muerte. La congregación salesiana inició su proceso de canonización en la década del ´40, pero no pudo superar la barrera de la venerabilidad. Hasta que Benedicto XVI lo confirmó Beato” reflexionó Dri sobre la política eclesiástica que le dio entidad a los pueblo s originarios santo mapuche.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS