¿Francisco vegano a cambio de un millón de dólares?

Una adolescente de 12 años y una ONG estadounidense ofrecieron una fuerte recompensa al Papa con la condición de que coma vegano durante el lapso de la cuaresma, para dar el “ejemplo de una dieta que contribuye a preservar el planeta”.
(Foto: AFP)
6 de Febrero de 2019

Génesis Butler es una adolescente estadounidense que con doce años lidera una campaña Million Dollar Vegan, que pretende llamar la atención al planeta sobre la “conexión entre la ganadería y el cambio climático”. Y en ese sentido lanzó una propuesta muy particular: desafió al Papa Francisco a convertirse al veganismo, al menos durante el lapso de la cuaresma, un gesto que definió “acorde con su encíclica Laudato si': sobre el cuidado de la casa común”. Si el Sumo Pontífice accede, la ONG que auspicia la campaña donará un millón de dólares a la organización sin ánimo de lucro que Bergoglio elija.

Personalidades como Paul McCartney, Moby, Woody Harrelson, Brigitte Bardot o Joaquin Phoenix, y científicos como Joseph Poore, Neal Barnard o Caldwell Esselstyn apoyan esta campaña.

"Las costumbres alimentarias actuales de los países más ricos están causando destrucciones y deforestaciones a nivel mundial", definió la joven estadounidense en una carta al pontífice oriundo de Argentina, que justamente es uno de los principales países consumidores de carne en el mundo. "Si Su Santidad acepta el desafío (...) la campaña Million Dollar Vegan desembolsará, en muestra de gratitud, una donación caritativa de un millón de dólares para las obras benefactoras que él mismo elija", según un comunicado.

La suma estaría sufragada por la Fundación Blue Horizon International, de Estados Unidos. "Una persona que coma vegano durante la cuaresma ahorrará el equivalente en carbono de un vuelo Londres-Berlín. Si todos los católicos del planeta hicieran lo mismo, esto equivaldría a un ahorro equivalente al conjunto de emisiones anuales de un país como Filipinas", indica la misiva.

Otras campañas, como los "meatless Monday" (lunes sin carne) proliferaron en varios países en los últimos años, debido a la alerta climática.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS