(Foto: Revista Barcelona)
21 de febrero de 2020

Emprendedor, multimillonario y fundador de una de las empresas argentinas más importantes, renunció a la conducción de su compañía y se fue del país. Dice que su decisión no tiene nada que ver con una investigación judicial en su contra por haber recibido información privilegiada del Estado para hacerla con pala. “En realidad me cansé de los que viven de los gobiernos y no son empresarios”, asegura. Habla Marcos Galperin, garca profesional. 

No son días sencillos para Marcos Galperin. El multimillonario abandonó la presidencia de la empresa que fundó, Mercado Libre, para tomar agua de coco en playas paradisíacas, alejado del día a día de la firma más importante de la Argentina en términos de facturación.

Su renuncia a la conducción de la compañía y su reemplazo por un cadorna brasileño tomó por sorpresa a todos, con la excepción de quienes suponen que su decisión tiene que ver con su imputación en una causa judicial que investiga la venta de Lecap poco antes del “reperfilamiento” llevado adelante por el gobierno anterior.

Dominical lo halló ya fuera de la Argentina y pudo sonsacarle algunas respuestas.

–Marcos, disculpe la molestia, pero ya que lo vemos preocupado tomando sol y agua de coco en estas playas espectaculares y exclusivas para megamillonarios como usted, queríamos preguntarle por qué renunció a Mercado Libre.

–(Risas). Todo bien. (Risas). Renuncié, sí. (Risas).

–¿Su decisión tiene que ver con la imputación del fiscal Marijuán, que asegura que usted contaba con información privilegiada antes del “reperfilamiento” de la última etapa del macrismo?

–(Risas). No. (Risas). Me fui de la Argentina porque no quiero vivir en un país donde hay un montón de personas que viven del Estado, como Juan Grabois y todos los planeros, y no dejan que los empresarios sean los que se beneficien 100% de los favores estatales.

–Para terminar, ¿está preocupado por la investigación judicial?

–(Risas). Sí, un montón. ¿Querés un poquito de agua de coco?

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual