Gloriagate: Lascurain fue beneficiado con prisión domiciliaria

El ex titular de la UIA, de 72 años, continuará su reclusión en su casa porque de continuar en la cárcel "podría verse agravado el cuadro clínico y esperarse complicaciones de cualquiera de sus enfermedades”.

5 de Octubre de 2018

La Cámara Federal porteña concedió la prisión domiciliaria a favor del ex titular de la Unión Industrial Argentina (UIA) Juan Carlos Lascurain, de 72 años, bajo supervisión del Programa de Asistencia de Personas Bajo Vigilancia Electrónica del Ministerio de Justicia, del Patronato de Liberados, “una persona que actúe como garante de las condiciones impuestas y demás pautas de cumplimiento” que el juez Claudio Bonadio decida.

La Sala Primera, con las firmas de los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, concedió la domiciliaria “en razón de las patologías que presenta”, por las que “debe tratarse adecuadamente en cuanto a la realización de controles evolutivos por parte de los especialistas de la salud, el cumplimiento de la dieta alimentaria que tiene prescripta y el suministro de la medicación correspondiente”.

El mismo tribunal, el 25 de setiembre pasado, le había rechazado la excarcelación. Lascurain sigue preso, pero en su casa.

Los camaristas consideraron que, de seguir entre rejas, “podría verse agravado el cuadro clínico mencionado y esperarse complicaciones de cualquiera de sus enfermedades”.

El cuadro de salud no es de extrema gravedad. El mismo documento firmado por los jueces reconoce que “su cuadro clínico podría no encuadrar” en aquellos que justifican la domiciliaria. Lascurain padece “enfermedad diverticular y diverticulitis aguda, hiperuricemia, entre otras especificaciones clínicas” constatadas por su médico personal y “por las autoridades Unidad Médico Asistencial de la Unidad de Detención”.

Ante ese escenario, los jueces dijeron: “Consideramos que la grave imputación que pesa sobre Lascurain y los riesgos oportunamente valorados al ser denegada su excarcelación no impiden someterlo a una detención morigerada como la solicitada, priorizando su estado de salud y los vínculos con su familia, y evitar –de este modo- su deterioro irreparable, ya que en la actualidad se cuenta con dispositivos electrónicos (pulseras y sistema de GPS) que, de modo eficiente, pueden asegurar que el nombrado continúe cumpliendo de manera estricta su detención”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N