Gremios reclaman soluciones para la crisis en SanCor

Mientras el Estado demora el salvataje financiero, Camioneros decidió parar "por tiempo indeterminado" sus actividades en la companía. Atilra anticipa duro comunicado por acuerdos incumplidos.
25 de Abril de 2017


Mientras la situación en SanCor continúa siendo crítica, con un salvataje que demora en implementarse, los sindicatos decidieron endurecer la defensa de los puestos de trabajo que ponen en riesgo la subsistencia de miles de familias en varios puntos del país. Por un lado, Camioneros anunció que extiende “por tiempo indeterminado” el paro de actividades en la mayor empresa cooperativa láctea argentina, anunciado inicialmente por 24 horas desde la medianoche de este lunes, ante la falta de productos y materia prima para distribuir, retrasos en el cobro de salarios y sobre todo, ausencia de respuestas por parte de las autoridades de la compañía y del ministerio de Trabajo. Este miércoles a las 14 representantes de Camioneros, SanCor y el ministerio de Trabajo mantendrán una audiencia en la sede central de la cartera laboral en Alem al 600, y desde el gremio conducido por Hugo y Pablo Moyano anticiparon a Tiempo que movilizarán al lugar.

Por otra parte, desde la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (Atilra) anticiparon a este medio que este miércoles emitirán un duro comunicado por la situación de SanCor anticipando los pasos a seguir, debido a que, según fuentes del gremio, la semana pasada el gobierno nacional, por medio del ministerio de Trabajo, representantes de la compañía láctea y de Atilra firmaron un acuerdo donde hubo “un ofrecimiento por parte del Estado hacia los directivos de SanCor por 450 millones de pesos para que empiece a moverse, a girar la rueda, para que empiecen a pagarle a los proveedores, productores y trabajadores”, pero que continúa sin aplicarse. “Está trabado el compromiso, no sabemos por qué motivo, y a medida que avanzan los días cada vez empeora la situación” advirtieron.

“Nosotros firmamos un acuerdo y pusimos sobre la mesa la buena predisposición que tenemos los trabajadores, pero la verdad esto se tiene que solucionar en horas” advirtieron desde Atilra. Los trabajadores de la industria lechera no cobran sus salarios “desde febrero” según las fuentes del gremio, y para destrabar la posibilidad de un salvataje por parte del Estado, en el acuerdo firmado se fijó que “los trabajadores de Sancor van a diferir el 15% de su salario durante seis meses”, a cobrar en 12 meses. Desde el gremio, también, se comprometieron a seguir brindando las prestaciones médico-asistenciales a los trabajadores de Sancor más allá de que tanto empresa como trabajadores no efectúan aportes “durante todo este tiempo”.

“Este martes tuvimos un plenario de secretarios generales del gremio, los cuales vamos a sacar en las próximas horas un comunicado de cuáles van a ser los pasos de nuestra organización sindical”, anticiparon. En las diferentes plantas de SanCor desarrollan su labor más de 4000 trabajadores y sus familias que están “en estado de desesperación total e incertidumbre”.

Desde Camioneros, la paciencia también rebalsó el vaso, donde según el sindicato, ya que según ese encuentran afectados de manera directa o indirecta unos 3500 trabajadores solamente de ese sindicato . “El paro se va a extender porque no tenemos ningún tipo de respuesta ni de la parte de SanCor, ni del ministerio de Trabajo” aseguró a Tiempo Marcelo Aparicio, secretario Gremial de Camioneros, luego de una reunión infructuosa mantenida este martes en el ministerio de Trabajo. “La gente no cobra, no cobran los transportistas, estamos viendo que la empresa se está viniendo abajo, no hay producto, no hay materia prima, no les entregan los envases, no hay nada. Estamos hablando de una empresa que tiene más de 7000 trabajadores, porque tanto nuestro gremio como de otros hay gente ahí adentro. Solamente en de nuestro gremio, tenemos cerca de 3500 personas” afirmó Aparicio. “Hay más de 180 transportistas que también tienen deudas, que están diciendo que van a tener que echar a la gente porque ellos contratan logística para hacer los servicios y tampoco les están pagando desde el mes de diciembre” advirtió. “Hoy no hay producto en la calle, poco nada, hay yogurt, pero no hay nada de materia prima para poder trabajar. No está trabajando en lo interno, ni podemos nosotros distribuir lo que no hay. Le deben a todo el mundo, es muy difícil poder salir, podés llegar a tener una camioneta con 1500 pesos de mercadería” lamentó. Mucho dependerá de la reunión de este miércoles. Pero el paro de camioneros podría extenderse a todo el sector lácteo si no hay respuestas. “(El paro) por ahora abarca a SanCor. Se puede hacer extensivo a todo el sector lácteo si no encontramos solución al problema de fondo” advirtió Aparicio.

Señales desde el Estado

El salvataje aparentemente está en marcha, pero no están claras las condiciones que tendrá. Este lunes, el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, confirmó que el gobierno nacional y las autoridades de esa provincia “trabajan en un plan de salvataje financiero” para SanCor. “El proceso tiene muchos meses, es una empresa con dificultades desde hace muchos años, pero en los primeros meses de 2017 se ha acentuado la situación de crisis. Por eso estamos trabajando con el gobierno nacional para que haya un salvataje financiero”, anunció en declaraciones radiales. En el marco del Fiar 2017 –feria de alimentación que se concretó en Rosario- el gobernador de Santa Fe anticipó que “se trata de un apoyo que le permita a la empresa sortear las dificultades de la coyuntura y encarar un plan de reestructuración de la firma que le dé más competitividad, que achique costos, que le permita recuperarse en el mercado lácteo”, en el contexto de un pasivo de más de 6.000 millones de pesos que la compañía mantiene debido a atrasos en pagos por parte de Venezuela, caída del stock por inundaciones y suba de costos en la producción. “Desde la provincia estamos aportando todo lo posible, en particular en la planta de Centeno que podría eventualmente estar afectada”, adelantó. En el caso de esa planta –una de las mayores del país- Lifschitz remarcó que buscan “alternativas que permitan un cambio de manos y mantener esas fuentes de trabajo”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS