Harry Potter junto a Shakespeare

Para festejar los 20 años del niño mago, la Biblioteca Británica organiza una exposición. En ella, los originales y otros materiales del libro de J. K. Rowling serán expuestos junto a valiosos objetos históricos.
9 de Agosto de 2016

Harry Potter, el niño mago, ya ha dejado de ser un niño. Ahora es un joven de 20 años (o un adolescente, si se toma en cuenta que, según los especialistas, la adolescencia se ha extendido). Hace 20 años, Harry Potter nacía a la vida editorial de la mano de J. K. Rowling, una escritora para niños que, en el momento de escribir el primer libro de lo que sería una larguísima saga, se acababa de separar y vivía con su pequeña hija en una inhóspita casa sin calefacción. Pero su suerte cambió y el niño mago la convirtió en millonaria. 

Tal fue el suceso que produjo el primer libro, Harry Potter y la piedra filosofal, que la Biblioteca Británica ha decidido hacer una exposición con material inédito relacionado con él, su autora y la editorial Bloomsbury. La muestra comenzará en otoño y en ella se exhibirán, entre otras cosas, los originales  y objetos relacionados con la historia. 

Pero eso no es lo más importante. La verdadera noticia es que estos materiales compartirán el espacio con valiosísimos objetos históricos como la Carta Magna, predecesora de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y la primera publicación de las obras teatrales de Shakespeare conocida como First Folio, que habitualmente se exhiben en este lugar. 

A falta de siglos que le otorguen peso histórico, Harry Potter produjo un suceso editorial inusitado al vender 500 millones de ejemplares en todo el mundo y al ingresar más tarde al cine. Los dos hechos produjeron ganancias cuantiosas. Según la revista Forbes, Rowling, quien fue condecorada con el título de Oficial del Imperio Británico, ocupa el tercer puesto en volumen de ganancias en su país.

 Jamie Andrews, director de Cultura de la institución que alojará la muestra y que se encuentra a unos pocos metros de la estación King's Cross, donde los protagonistas de Harry Potter toman el tren hacia el colegio de magia Hogwarts, manifestó su deseo de trabajar con la autora y con la editorial para que la muestra sea un éxito acorde con el que tuvo la saga. El objetivo fundamental de la exposición, según declaró a Efe, es "inspirar a los fans con la magia de las colecciones propias de la Biblioteca". 

Mientras tanto, la historia de J. K. Rowling sigue multiplicándose en diversos formatos y produciendo suculentos dividendos. El 30 de julio se estrenó en el Palace Theatre de Londres, Harry Potter y el legado maldito, una obra de teatro de la producción de West End. La historia fue escrita por Jack Thorne y se basa en una historia de J. K. Rowling, quien participó activamente para llevarla al escenario.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N