Hebe de Bonafini: "Tienen la misma idea de destrucción del país que tenía la dictadura"

La titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo criticó a la gestión de Cambiemos. Y advirtió: "No saben ni poner un tornillo y quieren prescindir de nosotros". Memoria del 24 y resistencia.
(Foto: Edgardo Gómez)
24 de Marzo de 2019

"Ellos siempre fueron nuestros enemigos, desde el mismo día en que asumieron", dice la presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, a horas de la marcha por el Día de la Memoria, la Verdad y la Justicia. Cuando habla de ellos habla del gobierno de Mauricio Macri, al que enfrentó desde el primer día. Como todos los 24 de Marzo, hoy Hebe marchará a Plaza de Mayo. Lo hará con una consigna a tono: "Ayer contra los milicos, hoy contra los vendepatria. A 43 años del golpe, la lucha continúa". Y esa pelea es con esperanza: "Ojalá encontremos un patriota de verdad que se haga cargo de ponerse este país al hombro", dice.

–¿Cuál es la primera reflexión para hacer este 24 de arzo?

–Creo que cada uno reflexionará de acuerdo a lo que hizo en estos 43 años. Si se rascó, se quedó adentro, si no miró, si no supo, si no entendió, si no peleó. Y los que estamos desde la primera hora sin olvidarnos de lo que nos pasó, porque nos pasó por el cuerpo y por la sangre, por el corazón y la cabeza, seguiremos repudiando esto como si fuera un golpe, porque es un golpe esto que está pasando ahora.

–La consigna de la marcha propone continuar luchando. Hoy contra los "antipatria". ¿Por qué?

–Es la consigna de las Madres para este año. Nosotros lo que queremos hacerle ver a la gente es que ellos siempre fueron nuestros enemigos, desde el mismo día en que asumieron. No esperamos a ver si eran un poco mejor. Ya sabíamos quiénes eran. Nadie podía estar tan equivocado.

–¿Y cómo analiza los cuatro años del gobierno respecto de la Memoria, los desaparecidos y los Derechos Humanos?

–Estos tipos fueron la dictadura. Son los mismos. Son los padres, son los hijos, los parientes. Tienen el mismo pensamiento. El pensamiento, la idea de destrucción del país, de la Nación. De que seamos súbditos y de quedarse con lo mucho o lo poco que tenemos. Y para los pobres nada, que no estudien, que no trabajen, que no coman. Que se mueran. Y si nos joden mucho, los matamos como perros en los barrios porque nadie pide por ellos.

"43 años del golpe. Y estamos viviendo casi lo mismo. Tan golpeados y tan ninguneados, pero no pueden con nosotros. Y no van a poder, porque vamos a ir todos a la Plaza", dijo Hebe el viernes en su convocatoria a la marcha por el 24 de Marzo, que lanzó con el título: "Aunque intenten borrarla, la Memoria hace Patria".

El mensaje alude a su relación con el gobierno de Cambiemos, durante el que fue hostigada desde el primer momento, y que tuvo en agosto de 2016 un punto máximo de tensión, cuando una multitud impidió que la detuviera la Policía para declarar ante el juez Marcelo Martínez de Giorgi.

–Usted sufrió personalmente la persecución en este gobierno...

–Sí, y mi hija también. Pero uno tiene que tener fuerza para luchar y entereza para discutir y para defender los principios. Vivir como uno dice no es fácil. Pero trato de vivir como digo. No tengo ni bicicleta y me quieren embargar. Me quieren embargar lo que no tengo.

–¿Cree que va a ser el último 24 de Marzo con Macri como presidente?

–Es lo que deseamos muchos. Creo que el 60% de la población, por no decir el 70, desea eso: que sea el último año que esté Macri. Y su cría, todos. Que no quede ni uno. Están acostumbrados a mentir. A ellos no les importa nada de nadie. Pero los pueblos tenemos que reaccionar. En La Plata, "la Vidal" (la gobernadora María Eugenia Vidal) para hacer propaganda quiere soterrar unas tierras para que pasen los autos por abajo y el tren por arriba. ¿Y que hicieron los vecinos? Les tiraron abajo las barandas. No dejaron un palo parado. Está bien, porque no los consultó nadie. Me parece que eso es lo bueno: cuando la población se pone de punta y dice que no. Siempre alguna semillita queda.

–Hoy las marchas son multitudinarias. ¿Eso cambió respecto de las primeras dos décadas de democracia?

–Yo creo que era porque antes todavía había miedo. Pero después de haber pasado 12 años hermosos de felicidad en los que primero Néstor y después Cristina Kirchner nos mostraron todo lo que se podía hacer, entonces tomamos confianza. Pero  cuando tenés garrote, garrote y palo… es distinto. Lo que pasa que antes, mientras todo eso pasaba, (el presidente Carlos) Menem bailaba y parecía que era menos hijo de puta que este. Pero era igual.

–¿Qué balance hace de estos cuatro años de gobierno de Macri?

–Es una balanza muy despareja. Una balanza en la que están de un lado todos los que tienen plata. Y la moneda pesa y el dólar pesa, y ellos que son tan boludos también pesan. Y del otro lado estamos los que no tenemos nada, que solamente tenemos fuerza y ganas de luchar, y somos los que hacemos el país. Porque los que trabajan hacen el país. Ellos no saben ni poner un tornillo, pero quieren prescindir de nosotros. Hoy la gente hace cola para un trabajo de 4000 pesos. La gente los odia. Los putea. ¿No viste cómo ese trabajador se la sigue? Fueron a la casa a verlo y él se la sigue igual. La gente ya no se banca esto. Ellos se disfrazan, llevan gente como artistas para que le hagan show alrededor, pero la gente los descubre.

–Este año es electoral y sin dudas la marcha va a tener una carga política fuerte. ¿Cómo ve el tema de la unidad opositora?

–La unidad, siempre que no sea con cualquiera. Eso de conseguir la paz arrodillado y que el tipo que te traicionó, que te clavó un cuchillo por la espalda, como yo soy bueno lo perdono, me parece que no va. Si es bueno que lo perdone Dios. Acá no hay que perdonar a nadie. El camino del infierno está lleno de arrepentidos. No comparto esa idea de paz y que somos todos buenos.

–¿Y cómo salir del enredo?

–A mí me gustó mucho lo que hicieron Néstor y Cristina, pero no soy capaz de pedirle nada a Cristina. Ojalá encontremos un patriota de verdad que se haga cargo de ponerse este país al hombro. Pero nosotros seguimos porque es lo que nuestros hijos nos enseñaron, que hay que seguir.

–Mencionaste a tus hijos, a Jorge y Raúl. ¿Los 24 de Marzo está más presente su recuerdo?

–No es diferente a otros días. Jorge, Raúl y María Elena son mis hijos y todos los días están presente como Alejandra. Todos los días faltan. «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS