Héctor Daer le bajó el tono a la discusión salarial con el gobierno

El dirigente de la CGT señaló que las cláusulas gatillo “no son un fin en sí mismo” y aseguró que “todos estamos convencidos de que el salario no debe erosionarse”. Su par, Carlos Acuña, había sido muy crítico con el presidente.

(Foto: Eduardo Sarapura)
Por Alfonso de Villalobos - @alfondevil
13 de Febrero de 2020

El lunes temprano el presidente de la Nación aseguró que, durante la semana, mantendría encuentros con los líderes sindicales para explicar los motivos por los cuales el ejecutivo promueve acuerdos con sumas fijas para la primera parte de la ronda paritaria 2020 que coincide con el proceso de negociación con los acreedores y el FMI.

Hoy, finalmente, se sustanció el encuentro con uno de los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer, con quién almorzó luego de presidir un acto en el Salón de los Pueblos Originarios junto con el titular de la cartera de Interior, Eduardo “Wado” de Pedro y la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Acorta.

A la salida del cónclave que mantuvieron en soledad, Daer, solo uno de los integrantes del binomio que conduce la CGT, señaló que “estamos trabajando para ir a esa Argentina más justa que todos pensamos y, para eso, hay que transitar el camino que estamos transitando”.

El dirigente explicó a los medios presentes que “hablamos (con Alberto Fernández) de cómo se va a ir llevando este tramo de negociación que estamos teniendo. Los gremios somos responsables y sabemos la situación que estamos viviendo”, en una clara intención de bajarle el tono a la disputa que se ha generado alrededor del pedido del gobierno para moderar reclamos y eliminar las cláusulas gatillo de los acuerdos salariales.

Es que, el miércoles, el compañero del mismo Daer en la conducción de la CGT, Carlos Acuña, realizó declaraciones críticas a los primeros meses del gobierno cuestionando la teoría abrazada por el ejecutivo de que la suba de salarios generan inflación y señalando que Alberto Fernández no estaba priorizando la deuda interna tal como lo había señalado durante la campaña electoral.

Daer, por el contrario, y en un claro aval a la política del ejecutivo, opinó que “las cláusulas gatillo no son un fin en sí mismo” y adelantó que “la baja de la inflación que se prevé, y parece que se está materializando, va a ayudar mucho a que no se siga erosionando el salario”.

Por último, aseguró que “tenemos que lograr que, a medida que avance el desarrollo de la economía, de precios y salarios, no tener pérdida de ingresos. De eso estamos convencidos todos”.

Con esta reunión de carácter informal ya se sustanciaron dos encuentros entre el primer mandatario y referentes del sindicalismo local. Es que, el miércoles, y fuera de agenda, Alberto Fernández intercambió opiniones en la Casa Rosada con Hugo Moyano líder del sindicato Camionero.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS