Historia de una sentencia

Un documental registra las voces de los protagonistas principales el día del veredicto del juicio por la megacausa La Perla, uno de los procesos judiciales más largos de la Argentina. La sentencia, crónica de un día de justicia se proyectará el jueves 12 de abril a las 12 en el auditorio de la Casa por la Identidad de las Abuelas de Plaza de Mayo, en el Espacio Memoria de la ex ESMA.
7 de Abril de 2018

El cielo de Córdoba está claro. Debajo, en la ciudad, el clima es festivo: es el 25 de agosto de 2016 y acaba de leerse la sentencia en la causa La Perla, uno de los juicios más grandes por delitos de lesa humanidad que se realizaron en la Argentina. La angustia y la expectativa previas, la alegría y el alivio posteriores a este proceso judicial encuentran su lugar en el documental La sentencia, crónica de un día de justicia, dirigido por Guillermo Iparraguirre, con guión de su autoría en conjunto con el periodista Waldo Cebrero, que se estrenará el jueves en la ex Esma. Las voces de seis de sus protagonistas construyen un relato que tiene el ritmo de sus propias pulsaciones. Así es como el documental registra el día anterior a la sentencia, las horas previas y la jornada posterior a través de sus vivencias.

"Me llamaba la atención la cantidad de actos cotidianos que las víctimas y sus familiares dejaban de hacer durante meses y años para participar de esta causa", expresa Cebrero. "La primera idea era hacer una cobertura siguiendo a personas determinadas pero luego entendimos que narrativamente se podía incorporar a otras personas y nos pareció interesante".

La expectativa, los nervios y esa acumulación de sentimientos encontrados que van de la alegría a la tristeza aparecen a través de la mirada del juez Jaime Díaz Gavier, presidente del Tribunal Oral Federal 1, el fiscal Facundo Trotta, la defensora Natalia Bazán (por Luciano Benjamín Menéndez), Emilia D'Ambra (querellante), Liliana Callizo, testigo en la causa y el periodista Jorge Vasalo.

"Desde la dirección pensamos en buscar un relato que acompañe a la propuesta de crónica que se había empezado a trabajar en el guión buscando un clima más intimista. A su vez le sumamos un eje narrativo que nos permitía plasmar nuestro punto de vista, para eso lo hicimos como cine directo en el que la cámara se incorpora a la acción de los protagonistas", agrega Guillermo Iparraguirre.

¿Qué siente una víctima antes de escuchar la sentencia? ¿Qué espera un abogado defensor? ¿Cómo se prepara el fiscal? ¿Qué reflexiona un juez? Todas esas preguntas en el caso de La sentencia... se responden desde la propia vivencia, y así, un momento histórico en la vida de los cordobeses pasa a teñirse de cotidianidad.

"La decisión era no alejarse del relato periodístico porque estas rutinas no tienen lugar en las noticias ni en los discursos. Cuando uno las piensa, se las imagina como postales, como instantáneas, como fotos familiares, y el guión tenía que tener esa tonalidad", asume Cebrero. "Encontramos una gran receptividad para la propuesta inclusive, con Natalia Bazán defensora de Menéndez. No hubo problemas para relacionarse, tenerla a ella ahí era un contrapunto con respecto a los demás personajes. Tratamos de entender, de preguntarles a ellos cómo eran sus rutinas y sus días y en base a eso confeccionamos el guión", aporta Iparraguirre.

Las voces

"Cuando yo empecé a luchar mi hijo ya estaba muerto. Ahora lo sé, y ahora me pegaría de cachetadas por no haber empezado a luchar el primer día", dice Emi D'Ambra un rato antes de ir a Tribunales. "La sentencia no te devuelve nada, pero te hace sentir que existe un pedacito de justicia", dice Callizo.

El de La Perla fue el séptimo juicio por delitos de lesa humanidad que se realizó en Córdoba. "Fue un proceso desgastante" describe Cebrero. "Sin embargo, el juicio de 2010 es el que mejor explica el terrorismo de Estado en esta provincia, ahí se juzgó la intervención judicial y todo el aparato que rodeó la dictadura. De ahí Córdoba salió bastante sacudida. Yo creo que todos crecemos como sociedad cuando hay un juicio", agrega.

Como realizadores, tanto Cebrero como Iparraguirre transitaron un proceso emocional fuerte. "Me quedo con lo que vi de Liliana Callizo. Pensaba que si estuviese en sus zapatos tal vez hubiese sentido un poco de sed de venganza. Sin embargo, esas dos mujeres estaban ahí colectivamente, me impresionó mucho su entereza y esa capacidad de ser orgánico". Para Iparraguirre, el impacto estuvo marcado por el trabajo. "Es un momento histórico y nosotros lo estamos retratando para que perdure en el tiempo. Retratamos a Emi D'Ambra y a Liliana Callizo pero sobre todo compartimos con ellas un espacio de intimidad que quedará para siempre". «

De Córdoba a Buenos Aires

El juicio de La Perla fue uno de los más importantes y extensos de la Argentina. Durante casi cuatro años de audiencias, 581 testigos declararon y fueron acusadas 45 personas sospechadas de cometer delitos contra 716 víctimas, en tres centros clandestinos.

El documental fue presentado con posterior debate el miércoles 21 de marzo en Córdoba. Fue realizado por el Centro de Producción e Investigación en Comunicación (Cepic) de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad provincial.

La sentencia, crónica de un día de justicia se proyectará el jueves 12 de abril a las 12 en el auditorio de la Casa por la Identidad de las Abuelas de Plaza de Mayo, en el Espacio Memoria, con entrada libre y gratuita.

El trailer

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS